La quebrantahuesos nacida hace cuatro meses en la Sierra de Cazorla levanta el vuelo

La hembra de quebrantahuesos ‘Viola’, llamada como la violeta de Cazorla –Viola cazorlensis– por decisión mayoritaria de los seguidores del perfil en Facebook de la Fundación Gypaetus, ha emprendido su primer vuelo a los 127 días de su nacimiento y 25 días después de su liberación en la cueva de los Centenares, término municipal de Santiago-Pontones, en el Parque natural Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), en el marco del Programa de Reintroducción de esta especie en Andalucía.

   Según ha informado la Fundación Gypaetus, que coordina el programa de la Junta, ‘Viola’ es la mayor de los ejemplares liberados el pasado 5 de junio. Esta hembra de quebrantahuesos vio la luz el 25 de febrero de 2012 en el nido, junto a sus padres, ‘Lázaro’ y ‘Nava’, en el Centro de Cría de Quebrantahuesos de Cazorla.

   Viola está identificada con anillas metálicas de color rojo en ambas patas, en la derecha, como todos los ejemplares liberados en Andalucía este año 2012 y en la izquierda como marca individual. Además lleva decoloradas plumas secundarias en el ala derecha y de la parte izquierda de la cola.

   Este ejemplar voló el sábado 25 de junio y en estos primeros días ha compartido espacio con ‘Tono’, el quebrantahuesos de mayor edad del programa y visitante habitual en Los Centenares. En este hacking 2012, se la ha visto con buitres leonados y aprovechando las corrientes ascendentes de aire para «ciclear», coger altura y desplazarse sin gasto de energía.

   Aunque los técnicos de la Fundación Gypaetus realizan aportes suplementarios de comida en diferentes puntos, a ‘Tono’ se la ha observado portando una pieza de lo que podría ser un ungulado salvaje.

   El hacking 2012 de quebrantahuesos comenzó el mismo día de la liberación. La cría campestre de las cuatro hembras de quebrantahuesos liberadas implica un seguimiento exhaustivo de los técnicos de la Fundación durante todo el día, con aportes de comida en la cueva antes del amanecer para evitar cualquier contacto entre las aves y el personal, con vigilancia visual y a través del sistema de video instalado en la cueva y con anotaciones de todas las incidencias diarias.

   ‘Viola’ ha emprendido el vuelo diez días y medio por encima de la media, situada, según experiencias anteriores, en los 117,5 días y duerme cerca de la cueva que también abandona, para realizar pequeñas excursiones y volver, ‘Zafra’, la segunda por edad de los ejemplares liberados este año.

   El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía corre a cargo de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y está desarrollado por la Fundación Gypaetus con la inestimable colaboración de los habitantes de las comarcas donde se lleva a cabo.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés