El águila pescadora se ‘asienta’ en las marismas de Huelva

La población del águila pescadora (Pandion haliaetus) en Andalucía alcanza ya una probabilidad de supervivencia del 99,99 por ciento,  según ha confirmado el grupo de expertos internacionales que supervisa el proyecto que desarrolla la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente desde 2003 para la reintroducción de esta especie en la comunidad autónoma andaluza.

   Así, en la actualidad son nueve los territorios ocupados hasta ahora por águilas pescadoras reintroducidas, ocho de ellos están ocupados por parejas territoriales y el otro está siendo defendido por un único individuo. Respecto a la tasa de retorno de los ejemplares reintroducidos, ésta se sitúa por encima del 16 por ciento, superando entre dos y cuatro puntos a la registrada en proyectos de reintroducción similares realizados en otros países.

   En la rueda de prensa celebrada este martes en el Paraje Natural de Marismas del Odiel en la provincia de Huelva, el director general de Gestión de Medio Natural de la Junta de Andalucía, Javier Madrid, ha dejado claro que «sin biodiversidad no tenemos futuro», por lo que ha destacado el «esfuerzo económico» realizado para este programa, que ha contado desde su puesta en marcha con 1,6 millones de euros.

   En esta misma línea, el director de la Fundación Banco Santander, Borja Baselga, ha acogido «el logro» que supone el programa, cuyo objetivo ha sido reestablecer una población viable de águila pescadora en la España continental, donde no cría desde los años ochenta. En el país era «la única rapaz extinguida» y ha sido «todo un logro su recuperación», ha incidido Baselga.

   Por su parte, el presidente de la Fundación Migres y coordinador institucional del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Andalucía, Miguel Ferrer, ha señalado que una vez conseguida la supervivencia de la población, el siguiente paso es el seguimiento de la especie y confía en que el programa se lleve a cabo en otras partes del país como la costa de Levante o Cataluña.

MÁS DATOS DEL PROGRAMA

   La reintroducción en Andalucía de esta especie, clasificada como ‘en peligro’ según el catálogo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se está llevando a cabo en dos puntos, en el Paraje Natural Marismas del Odiel (Huelva) y en el embalse del río Barbate en el Parque Natural de los Alcornocales (Cádiz). Para ello, se utiliza el método denominado ‘hacking’, considerado uno de «los más eficaces» en el restablecimiento de determinadas poblaciones de aves.

   El sistema consiste en criar pollos en estado de semilibertad, colocándolos en nidos que simulan los naturales y proporcionando la comida de manera artificial. Esto permite que los pollos se adapten al nuevo medio y que debido a la querencia por el lugar de cría (filopatría) que muestran en general las rapaces retornen al lugar de nidificación para reproducirse una vez que sean adultos.

   Desde 2003 se ha reintroducido en Andalucía un total de 164 pollos de esta especie, 86 en el sur de la provincia de Cádiz y 78 en el paraje natural de las Marismas del Odiel. En ese año se lograron reintroducir por primera vez cuatro pollos procedentes de Finlandia.

   Éstos ejemplares, con seis semanas de edad, se colocaron en un nido artificial construido a orillas del embalse del río Barbate (Cádiz). Tras esa primera experiencia, se incrementó a una media de veinte anuales el número de ejemplares trasladados.

   Como hitos importantes de este programa de reintroducción destacan el establecimiento, en 2005 y 2006, de una pareja reproductora en el embalse del Guadalcacín, a unos 20 kilómetros del punto de liberación establecido en el sur de Cádiz, y la constatación del retorno de aves reintroducidas a sus áreas de suelta, tras una permanencia de dos años en los cuarteles de invernada africanos. En abril de 2009 eclosionó el primer huevo de una pareja de ejemplares procedentes del proyecto, del que nacieron tres pollos, y en 2010, la misma pareja sacó adelante otro nuevo pollo y en 2011 dos individuos más.

   Por último, en 2012, seis parejas reproductoras se han instalado en distintos territorios de las provincias de Cádiz y Huelva y han sacado adelante un total de 10 pollos, confirmando así el éxito del proyecto.

   Los representantes de los países implicados en este proyecto de la Junta son los responsables de establecer las pautas a seguir para lograr el asentamiento de una población reproductora estable de esta especie en Andalucía, de donde se encuentra extinguida como tal desde los años 60 del pasado siglo. La dirección científica de este proyecto de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente corresponde a la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y la dirección técnica y la coordinación a la Fundación Migres. Esta iniciativa cuenta también con la colaboración de la Fundación Banco Santander.

   Los investigadores internacionales que participan en el proyecto de reintroducción del águila pescadora en Andalucía representan a Finlandia, Pertti Saurola, responsable de la Osprey Foundation y professor of the Natural History Museum of Helsinki; Alemania, Christof Herrmann, director of the Department Natura 2000 of the Conservation of Species and Habitats, Torsten Langgemach, director de Brandenburg State Bird Conservation Centre y Daniel Schmidt, representante de NABU/Birdlife; Escocia, Roy Dennis, director de Highland Foundation for Wildlife; y España, Miguel Ferrer, Enrique Martinez, director del Paraje Natural Marismas del Odiel, y Eva Casado, directora de la Fundación Migres, entre otros.

MARISMAS DEL ODIEL

   El Paraje Natural Marismas del Odiel engloba uno de los humedales litorales más ricos y mejor conservados de España y de la Unión Europea que sirven de zona de avituallamiento y descanso para numerosas especies, que bien tienen aquí su hábitat o pasan en su periplo de emigración.

   Este espacio natural protegido cuenta con 7.185 hectáreas de extensión y además está catalogado como Reserva de la Biosfera por la Unesco, al tiempo que está incluido en la lista de Humedales de Importancia Internacional del Convenio Ramsar, Zona de especial Protección para las Aves (Zepa) y contiene dentro de sus límites dos Reservas Naturales como son las Marismas del Burro y la Isla de Enmedio.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés