La CE abre procedimiento de infracción a España por el dragado de profundización del Guadalquivir

La Comisión Europea (CE) ha iniciado un procedimiento de infracción y ha solicitado al Gobierno español explicaciones sobre el dragado de profundización del Guadalquivir, que promueve la Autoridad Portuaria de Sevilla, ante «los indicios de incumplimiento de la normativa ambiental europea y los riesgos para la conservación de Doñana, el estuario del río y el Golfo de Cádiz», según ha informado en un comunicado la organización ecologista WWF.

   Esta decisión llega, según esta fuente, después de que la propia organización se quejara ante la CE de la intención manifestada en la pasada primavera por la Autoridad Portuaria de Sevilla de realizar el dragado a pesar de no contar para ello con la autorización del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

   En concreto, según WWF, la CE ha preguntado a las autoridades españolas acerca de la «compatibilidad» del dragado con «el Derecho medioambiental aplicable de la UE a vista del Dictamen de la Comisión Científica de Doñana», y, de esta manera, se ha sumado a las entidades que, como la Unesco, Ramsar, UICN y el Consejo de Europa, han expresado sus «dudas» respecto a este proyecto.

   Según ha recordado la citada organización, el Dictamen de la Comisión Científica de Doñana señala que el dragado de profundización «no es recomendable en la situación actual por repercutir negativamente en la dinámica, morfología y biodiversidad del estuario, y, por lo tanto, de Doñana, por no mejorar la situación frente a procesos extremos –turbidez y salinidad– y limitar severamente la capacidad de minimizar su duración y sus efectos».

   Por ello, WWF, que considera que hay «suficientes evidencias» para que la UE «deniegue cualquier tipo de financiación» al dragado, urge al Gobierno a adoptar «medidas» para impedir este proyecto, ya que, de lo contrario, «incurrirá en un incumplimiento de la normativa europea de medio ambiente por los graves daños ambientales, económicos y sociales que el dragado causaría en Doñana, el estuario del Guadalquivir y el Golfo de Cádiz».

   En este sentido, el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, ha abogado por «olvidar definitivamente» este proyecto, que «amenaza a Doñana y sentencia al Guadalquivir», e «invertir en la recuperación del río y del estuario».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés