Botswana: donde naturaleza y solidaridad van de la mano

La ruta del Delta del Okawango discurre por el norte de Botswana, país africano que se encuentra al Sur del continente. Es uno de los lugares donde el cuidado del medio ambiente es una prioridad y los parques naturales son una de sus mayores atracciones. Sin embargo, el Estado tiene muy presente los problemas sociales y por ello cuenta con organizaciones que trabajan por los derechos de los menores y por el desarrollo de la comunidad.

La ruta comienza en Maun, capital del distrito noroeste de Botswana. Desde allí, los viajeros y viajeras se desplazarán hacia el Delta del Okawango, que se encuentra en el norte de la región de Ngamiland. Este terreno recibe el agua del río Kavango, que nace en Angola, atraviesa Namibia y termina en el desierto del Kalahari. Ya en el delta, los visitantes podrán disfrutar de la gran variedad de animales que existe en la zona, sobretodo elefantes e hipopótamos.

El siguiente destino es Shakawe, donde se encuentra una organización de la familia kuru llamada Trust for Okavango Cultural and Development Iniciatives. Su objetivo es realizar proyectos sanitarios y de desarrollo comunitario para los 21 pueblos que componen la región de del Okavango. Esta entidad organiza 4 viajes por el delta para conocer los pueblos de Kaputura, Xacoa, Sekondomboro, Ngarange y Noaxom.

Desde Maun y de camino a la Reserva Natural de Moremi es recomendable realizar una parada en Bana Ba Letsatsi. Esta organización ayuda a niños y jóvenes sin hogar ofreciéndoles educación, comida, aseo y asistencia médica. Actualmente, unos 250 adolescentes acuden diariamente al centro.

La Reserva Natural de Moremi es la única reserva de animales del Delta de Okavango y uno de los lugares de Botswana que cuenta con mayor densidad de fauna. Este espacio natural ocupa la tercera parte del delta y en él es posible observar a los cinco animales más impresionantes de África: elefante, león, rinoceronte, búfalo y leopardo (grupo conocido con el nombre de Big Five).

Los viajeros y viajeras no se despiden definitivamente de la naturaleza, ya que el siguiente destino es el Parque Natural de Chobe. Es una de las reservas más conocidas en todo el mundo. Además, es un lugar excepcional para realizar safaris por la cantidad de animales existente en la zona. En concreto, se estima que allí residen unos 120.000 elefantes y durante los meses más secos pueden avistarse cebras, búfalos o jirafas.

La última parada del viaje ofrece a los visitantes una de las imágenes más impresionantes: las Cataratas Victoria. Situadas entre Zambia y Zimbawe, fueron declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1989. En Botswana, se conocen como “el humo que truena”, representan una de las caídas de agua más impresionantes del mundo y son uno de los mayores atractivos turísticos del país.

La ruta sugerida es:

Días 1,2,3,4 y 5. Maun y Delta del Okavango

Día 6. Maun

Días 7 y 8. Reserva Natural de Moremi

Días 9 y 10. Parque Nacional de Chobe

Día 11. Cataratas Victoria

http://www.canalsolidario.org/ – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés