Activistas de Greenpeace bloquean la plataforma petrolífera de Gazprom en el Ártico

El director de la organización, Kumi Naidoo, es uno de los activistas, preparados para permanecer varios días. Esta mañana un grupo de activistas de Greenpeace, en el que se encuentra Kumi Naidoo, director ejecutivo de la organización, se ha subido a la plataforma petrolífera Prirazlomnaya en el Ártico para exigir que la empresa rusa abandone sus planes de perforación en el círculo polar. Esta acción se enmarca en la campaña #SalvaElÁrtico que comenzó Greenpeace hace unos meses, para reivindicar su protección frente al cambio climático, la explotación petrolífera o la pesca industrial. La campaña pretende lograr que las zonas no habitadas del Ártico, la última frontera intacta del planeta, sean declaradas como Patrimonio de la Humanidad por Naciones Unidas, tal y como se hizo con la Antártida hace 21 años.

A las cuatro de la madrugada, hora local, los activistas salieron en tres zódiacs desde el barco de Greenpeace Arctic Sunrise y escalaron la plataforma a través de sus líneas de amarre. Los seis escaladores han tomado posiciones en la estructura y han interrumpido las operaciones de la plataforma. Los activistas están en una posición segura y tienen suficientes víveres para resistir varios días. La plataforma Prirazlomnaya tiene una extensión de 126 m2, pesa 117.000 tn y cuenta con una chimenea de quema de  gas de 141 m de altura. Se fondea en el lugar mediante un armazón de acero que contiene 100.000 tn de escombros y otras 122.000 tn de cemento por debajo de su superestructura.

Asimismo, a principios de esta semana, los científicos del National Snow and Ice Data Center de Estados Unidos anunciaron que en breve el hielo ártico alcanzará su mínimo histórico y que superará la marca mínima del año 2007.

La enorme compañía energética rusa Gazprom quiere comenzar las operaciones de perforación a principios del próximo año, con lo que se convertiría en la primera compañía en iniciar la producción comercial de petróleo en alta mar en el Ártico. La semana pasada Greenpeace descubrió que la plataforma Prirazlomnaya de Gazprom estaba operando sin un plan oficial de respuesta rápida frente a vertidos de petróleo. El plan que Gazprom tiene aprobado es de julio de 2007, con una vigencia de cinco años. Así el Ministerio ruso de Emergencias ha reconocido por carta a Greenpeace que la empresa no tiene aprobado ningún otro plan ya que ni siquiera lo ha presentado.

El Ártico es uno de los lugares del planeta más extremos y hostiles para perforar en busca de petróleo. El lugar de perforación elegido por Gazprom está cubierto por gruesa capa de hielo durante ocho meses al año, con temperaturas que rondan los -50 ?C. Además, esta zona, el mar de Pechora, a menudo afronta potentes tormentas y durante el largo invierno boreal se sume durante meses en una oscuridad casi total.

A pesar de estos riesgos extremos, Gazprom solo ha hecho público un resumen de sus planes de respuesta rápida ante derrames de petróleo. Según ese documento la empresa dice que estaría completamente preparada para hacer frente a un accidente en el Ártico, y se basaría en deficientes métodos de limpieza -tales como palas y cubos- que simplemente no funcionan en condiciones de congelación y hielo.

Esta es la segunda vez que Kumi Naidoo ha desarrollado una acción directa no violenta para evitar la extracción de petróleo del Ártico. Este veterano activista de los derechos humanos nacido en Sudáfrica, ahora director ejecutivo de Greenpeace, ya abordó una plataforma de perforación operada por la compañía británica Cairn Energy en Groenlandia, en junio de 2011.

Desde la plataforma, Kumi Naidoo ha comentado: «Mis compañeros activistas y yo hemos subido a esta plataforma petrolera oxidada con el mandato de más de un millón de personas que se han unido a un movimiento mundial para proteger el Ártico, y estamos aquí en su nombre. También estamos aquí, hombro con hombro con los pueblos indígenas de Rusia, quienes la semana pasada firmaron un comunicado conjunto para declarar su oposición a la extracción de petróleo en esta zona, cerca de sus territorios«.

«Al igual que con los planes imprudentes de Shell para perforar en Alaska, ya no es una cuestión hablar de si un derrame de petróleo en el Ártico puede suceder, sino cuándo ocurrirá. En esta región única del mundo, la única manera de detener un vertido catastrófico de petróleo es prohibir permanentemente todas las perforaciones lo antes posible«.

Documentación:
.-Informe completo sobre el programa de perforación y extracción de petróleo de Gazprom en el Ártico.
.- Informe El Ártico, la última frontera.

ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés