Murcia, acuerdo para la conservación de poblaciones de anfibios amenazados

El Proyecto ‘Sapo Partero’, de la Asociación Herpetológica Murciana (AHEMUR), ha logrado un gran avance en la conservación de las poblaciones de anfibios amenazados en la Región de Murcia, según han informado fuentes del citado proyecto en un comunicado.

   Y es que, los anfibios están considerado el grupo de vertebrados más amenazados a nivel global, por la destrucción de sus hábitats y la aparición de nuevas enfermedades. Muchas especies se han extinguido recientemente y otras padecen graves problemas de conservación.

   Este proyecto conservacionista, cuyo emblema es el sapo partero bético, un pequeño y singular anfibio amenazado que solo habita en Europa en algunos sistemas montañosos del sureste ibérico como Sierra Espuña, pretende informar y sensibilizar a la población sobre las poblaciones de anfibios presentes en la cuenca del Segura, los problemas de conservación que padecen y la importancia que tienen como bioindicadores de la calidad de los ecosistemas acuáticos.

   Asimismo, esta iniciativa fue seleccionada a nivel estatal para participar en el Programa de Voluntariado en Ríos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que financia la totalidad de los trabajos.

   Y es que, este Programa pretende la restauración de la calidad ambiental de los cauces, así como los valores ambientales asociados a éstos. Igualmente se plantea como un instrumento para transmitir a los ciudadanos, grupos sociales y entidades un sentimiento de responsabilidad compartida sobre el entorno natural, de manera que se genere en las personas conciencia de su capacidad de intervención en la resolución de los problemas ambientales.

   Entre las distintas actividades prácticas desarrolladas, destacan los encuentros formativos entre el voluntariado y la población local en la Sierra de la Almenara (Lorca) y los seminarios sobre los anfibios de la Cuenca del Segura.

   Igualmente, destacan las acciones de conservación, como la construcción manualmente de rampas de tierra en un canal de riego abandonado, situado en las inmediaciones del río Luchena (Lorca), que actuaba como trampa mortal para anfibios, reptiles y otros pequeños animales, donde mueren de hambre o deshidratación al no poder salir.

   Las visitas didácticas y ecoturísticas también han sido actividades de gran éxito, como la visita a la pequeña población de sapo partero bético presente en Sierra Espuña durante la cual los participantes pudieron participar en los trabajos de conservación que sobre la misma se han puesto en marcha.

   Cabe reseñar que durante estas visitas se localizaron nuevas poblaciones de rata de agua y topillo de cabrera, especies sumamente raras y amenazadas en nuestra región. El proyecto ha logrado un gran éxito al haber conseguido la participación de un elevado número de voluntarios y de habitantes del medio rural en las actividades programadas.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Animales que se vuelven blancos

Curiosidades de las plantas

Aves capaces de atacar humanos