Burgos. El Museo de la Evolución Humana presenta una nueva exposición temporal sobre biodiversidad

El Museo de la Evolución Humana (MEH) de Burgos ha presentado hoy la muestra El bosque quemado, que se exhibe en la sala de exposiciones temporales del propio Museo y que permanecerá abierta hasta el próximo mes de marzo, en el horario de apertura del Museo, con entrada libre. La exposición plantea una reflexión sobre la importancia del bosque para las personas y del fuego en el curso de la evolución humana.

La muestra se basa en elementos expositivos visuales (para lo que se ha contado con la colaboración de la Agencia EFE y del Aula Medio Ambiente de Caja de Burgos) y cuenta además con elementos materiales, como suelos devastados, troncos quemados o la utilización de las carboneras, facilitados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y los Ayuntamientos de Retuerta, Fresno de Rodilla y Solarana, con la colaboración de la Diputación provincial. El objetivo es que el visitante de la exposición, además de información audiovisual, reciba diversas sensaciones.

El Museo cuenta además en su exposición permanente con un ámbito específico dedicado al fuego. El control del fuego se remonta a cerca de 800.000 años, aunque hay restos de su uso en Kenia hace 1’5 millones de años.

Hasta septiembre de 2012 se habían totalizado en España 14.050 incendios, con una superficie total afectada de 189.321 hectáreas (según datos del Ministerio). Tal y como señala la asociación conservacionista WWF, que también colabora en la exposición, el 60 por ciento de estos siniestros ha afectado a importantes espacios protegidos, como el parque nacional de Garajonay, el parque natural de Alto Tajo o el de las Fragas do Eume.

La exposición cuenta con distintos bloques. El primero está dedicado a los bosques ibéricos y muestra información sobre las principales especies arbóreas y sobre la acción del hombre en el bosque, y el segundo se centra en el bosque como espacio de alto valor para la convivencia entre flora y fauna. El tercero de ellos pone de manifiesto que el hombre siempre ha obtenido beneficios del bosque. En el Paleolítico, como recolector, sus frutos, semillas y hongos. En el Neolítico, ya la leña, carbón vegetal, la madera, la resina o los pastos.

El cuarto bloque se centra en el fuego, un logro en la evolución, y el quinto habla ya de los incendios de 2012. Finalmente, otros apartados hablan del bosque como inspiración artística, a través de los libros-caja de Miguel Ángel Blanco y las fotografías de Eduardo Nave.

Visitas didácticas

 

Hasta marzo, cuando concluya la muestra, se podrán realizar visitas didácticas gratuitas a las 13 y 19 horas. Según la información del MEH recogida por DiCYT, por las ocho exposiciones temporales que ha acogido el Museo hasta el momento han pasado más de 95.000 visitantes.

 

La exposición ha sido producida por el propio Museo de la Evolución, coordinada por Aurora Martín y con el asesoramiento de Javier María García, Álvaro Picardo y Miguel Ángel Pinto.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Animales tóxicos

Protección de la UE al lobo retrocede

Importancia de la biodiversidad

Rebecos furtiveados en Somiedo