Ecologistas en Acción denuncia al campo de tiro de Istán (Málaga) por delito ambiental

La Federación Malagueña de Ecologistas en Acción ha denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente de la Audiencia de Málaga al campo de tiro del municipio malagueño de Istán, ya que, consideran que pueden estar cometiendo un delito ambiental, otro contra la salud pública y otro contra la ordenación del territorio.

   Según han explicado desde Ecologistas en Acción a través de un comunicado, este campo de prácticas de tiro con escopetas de cartucho de plomo se sitúa en la cabecera del arroyo Molinos del municipio, en concreto, en «un punto fundamental de captación de agua potable» ya que, como han indicado, allí hay varias casetas con instalaciones y motores de la empresa pública de aguas Acosol que realizan la captación directa de agua para consumo humano.

   «En los años de funcionamiento de esta instalación los usuarios del campo de tiro han tirado sobre las inmediaciones del acuífero, importantes cantidades de plomo de la munición de sus escopetas, en un lugar donde muchos ciudadanos beben y se acopian de agua para consumirla en sus viviendas», han criticado.

   Para Ecologistas en Acción este aspecto «supone un factor de riesgo a medio y largo plazo, que podría pasar a la cadena alimentaria y contaminar el agua de consumo humano, tanto del manantial como del cercano pantano de la Concepción».

   Según han explicado, el agua contaminada por el plomo de los cartuchos «supone un riesgo para la fauna de la zona, como las jinetas; las cabras montesas; los corzos; las garduñas, los turones; los tejones; los conejos; los zorros; los erizos; los barbos, las bogas, los blenios de río y demás especies».

CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

   Además, han indicado que el abandono en la naturaleza de restos de perdigones de caza también supone «un grave problema de contaminación ambiental por la intoxicación que se produce por la ingesta inadvertida de perdigones, sobre todo, en aves rapaces, como águilas reales, perdiceras, culebreras, azores y halcones peregrinos, así como en el ganado y los reptiles».

   Por otro lado, según la asociación ecologista, este campo de tiro se ha abierto en la zona de afección de un monte público, que tiene la consideración de Lugar de Interés Comunitario (LIC) y de zona de Especial conservación (ZEC), «donde no están permitidas estas instalaciones», han apostillado.

   Esta instalación está a menos de 300 metros del hotel Altos de Istán, a 400 metros del polideportivo del municipio y a un kilómetro aproximadamente del núcleo urbano, lo que, a juicio de Ecologistas en Acción, supone el incumplimiento de las normas de seguridad, ya que, «además de la proximidad a zona urbana, el entorno está transitado por vehículos y personas, sin que se hayan instalado sistemas de protección apropiados en previsión de posibles accidentes por alcance de algún tiro perdido».

   «Tampoco hay protección de las instalaciones eléctricas en previsión de posibles cortocircuitos provocados por impactos no deseados, ni hay barreras apropiadas para que no se produzca contaminación acústica en las viviendas del entorno, ni una adecuada señalización permanente que advierta de los peligros de la zona», han lamentado desde el colectivo.

   Estos hechos han motivado la denuncia, ante Fiscalía, de dicho campo de tiro, por considerar que en esta actividad se está incurriendo en un delito ambiental, otro contra la salud pública, y otro de ordenación del territorio.

   Por ello, han pedido que se clausure y se demuela «a la mayor brevedad posible» todas las instalaciones de forma que, tras las oportunas comprobaciones, «se restablezca la legalidad claramente vulnerada y se adopten por último cuantas medidas sean oportunas, entre ellas la sanción ejemplar a los responsables», han concluido.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Rebecos furtiveados en Somiedo

Escándalo del pollo de Lidl

Animales peligrosos de Europa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Rebecos furtiveados en Somiedo

Escándalo del pollo de Lidl

Animales peligrosos de Europa

COP19 de CITES: tiburones y rayas