La calidad de los bosques empeora ‘notablemente’

El decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos del Álamo, ha reclamado que en estos tiempos de cambio necesario del modelo económico se apueste por los sistemas forestales, se lleve la emisión de residuos a cero y se incentiven energías como la biomasa forestal que, en la actualidad, ha denunciado que está «olvidada por los ministros».

   Con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente este jueves, Del Álamo ha reclamado una mayor protección de los bosques que, a pesar de haber aumentado en cantidad, ha empeorado su calidad y ha destacado los valores positivos de los árboles.

   «Celebramos un nuevo Día Mundial del Medio Ambiente con los deberes sin hacer todavía», ha manifestado el decano que ha recordado los motivos por los que es preciso cuidar, proteger y desarrollar los montes a través de una correcta gestión forestal.

   En este contexto, ha dicho que «son tantos» los aspectos positivos de los bosques y los árboles en la vida cotidiana que «cuesta enumerarlos». Por ello, ha destacado su función como filtradores de polvo y su contribución a la mejora de la calidad del aire; que son pantallas vegetales capaces de reducir el ruido, y son gigantes «esponjas» en caso de inundación reduciendo los daños posibles en caso de un exceso de precipitación.

   Además, ha recordado que los bosques retienen el 15 por ciento de las emisiones de CO2 que genera España, lo que equivale a unos 65 millones de toneladas, a razón de unas cinco toneladas de media por cada una de las 13 millones de hectáreas arboladas que existen.

Asimismo, ha insistido en que los árboles contribuyen a que la vida de los humanos sea «más saludable» ya que son los filtros del aire más económicos y fiables y que podrían convertirse, con las medidas adecuadas, en un actor principal contra la contaminación.

   A su juicio, los bosques serán «clave» por su función en la absorción de residuos y para el cambio de modelo económico, de uno lineal hacia uno circular.

BALANCE NEGATIVO DE 2012

   El representante de los ingenieros de Montes ha expuesto también que, de acuerdo con el último inventario de daños forestales de 2012 sobre 2011, el estado general del arbolado en España «presenta un claro empeoramiento».

   En concreto, ha denunciado que el número de árboles dañados ha aumentado de forma importante, mientras que el de ejemplares muertos se mantiene en el mismo valor que 2011. El efecto de la contaminación atmosférica hace que los agentes nocivos de origen biótico (plagas y enfermedades) y abiótico (eventos climáticos extremos) dañen más a los árboles.

   Finalmente, ha recordado que España se sitúa por debajo de la media europea, que cuenta con el 20 por ciento de sus bosques claramente dañados, dos puntos y medio más que en el caso español. La tendencia histórica desde el inicio del seguimiento de la salud de los bosques en España muestra una ligera tendencia hacia el empeoramiento, mediatizada puntualmente por episodios de sequía, en especial en el periodo 1991-1995 y 2005-2006.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés