Gato doméstico, cómo y cuando

Las conclusiones del trabajo, liderado por Tomás Marqués-Bonet, investigador ICREA del departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (CEXS) de la UPF, identifican 281 genes con mutaciones exclusivas del gato doméstico y han sido publicadas recientemente en la revista PNAS.

Liderado por científicos estadounidenses y con participación del Laboratorio de Genómica Comparada de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), un estudio analiza el genoma del gato doméstico (Felis silvestriscatus), que posee alrededor de unos 20.000 genes, y ha permitido observar las diferencias en términos biológicos, evolutivos y de comportamiento, en comparación con el genoma de otros organismos como el gato montés, el tigre, el perro, la vaca y el humano.

Las conclusiones del trabajo, liderado por Tomás Marqués-Bonet,investigador ICREA del departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud(CEXS)de la UPF,identifican281 genes con mutaciones exclusivas del gato doméstico y han sidopublicadas recientemente en la revistaPNAS.

Los gatos salvajes del Paleolítico han evolucionado hacia los actuales gatos domésticos gracias a cambios genéticos que les hicieron ser más dóciles para obtener alimento, con muy buena memoria y más asustadizos (aunque de esta última característica todavía no se sabe exactamente la causa).

- Advertisement -

En el análisis comparativo se «han seleccionado una colección de genes que tienen que ver con los mecanismos de recompensa», explicaMarqués-Bonet, coautor del trabajo. Y, como ha añadido, «esto se explica porque los gatos han aprendido a hacer bondad a cambio de comida». Aunque los científicos no encuentran una buena explicación de por qué son más ariscos, «quizá sea por prudencia o debido al azar», sostiene.

Los felinos son animales territoriales

Además, los investigadores han podido observar en su genoma evidencias de la buena memoria de los gatos domésticos y de su excelente oído y visión. Esto concuerda con el hecho de que los felinos son animales territoriales que deben reconocer bastas extensiones de terreno en el que, para sobrevivir, deben sorprender a sus presas. De ahí las ventajas de cogerlas por sorpresa incluso en la oscuridad.

El estudio de la rápida evolución que han experimentado los animales domésticos, como los gatos y los perros, sirve para seleccionar los genes responsables de estos cambios y en qué rasgos intervienen. Ayuda a «interpretar los genomas», indicaMarqués-Bonet, y esto ayuda al mismo tiempo a «comprender mejor nuestro genoma», concluye.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés