Actualizar

miércoles, febrero 1, 2023

COP15: Acuerdo histórico para la Biodiversidad

Ayer lunes a la mañana, los representantes de los países presentes en la ciudad canadiense de Montreal acordaron hacer todo lo posible por detener la destrucción de la biodiversidad y de sus recursos, que son esenciales para la supervivencia de la humanidad.

COP15: Acuerdo histórico para la Biodiversidad. Han pasado 4 años, 10 días y 11 noches de trabajo y de esfuerzos diplomáticos. Pero los 190 países que estaban reunidos en Montreal consiguieron llegar a un acuerdo. Se han comprometido a conseguir que antes del 2030 un 30% del planeta cuente con una protección y medidas de preservación reales.

20 medidas

El acuerdo ha sido bautizado como “Acuerdo Kunming-Montreal”. Su objetivo será el de proteger las tierras, los océanos y a todas las especies de la degradación, la crisis climática y la contaminación. China fue la encargada de presentar el texto final en el que se alcanza un compromiso de protección para el 30% del planeta

En realidad, el acuerdo contiene veinte medidas, de las cuales la de protección planetaria es la más relevante, pero no la única. Está considerada como el equivalente del acuerdo alcanzado en 2015 en la Cumbre de París. Solo que esta vez, en vez de tener únicamente objetivos climáticos, está aplicado a la biodiversidad en general.

En el texto también se da garantías a los guardianes del 80% de la biodiversidad actual. Es decir, a los pueblos indígenas. Además, se ha propuesto llevar a cabo la restauración de aproximadamente un tercio de las tierras degradadas. Y que el riesgo que implica el empleo de los pesticidas se reduzca a la mitad.

En cuanto al candente y siempre presente tema de la financiación, especialmente a la que el Norte suele prometer al Sur, se han llegado a acuerdos de base. Las ayudas internacionales anuales dedicadas al tema de la biodiversidad no podrán ser menores de $20 mil millones en 2025. Y para 2030 se prevé ampliar ese mínimo a al menos $30 mil millones.

Ryan Remiorz/AP

La biodiversidad peligra

Los científicos están advirtiendo desde hace un tiempo que el tiempo de tomar acciones se está acabando. Han explicado que la actividad antropogénica ha alterado el 75% de los ecosistemas del mundo. Y hay más de un millón de especies en peligro extinguirse. Y han recordado que más del 50% del PIB global depende directa o indirectamente de la naturaleza y de sus servicios.

Por ello era urgente que se tomasen medidas eficaces. Ya que el plan que se aprobó en 2010 en Japón, conocido como las ‘Medidas Aichi’ no tuvo prácticamente ningún efecto, dado que sus objetivos se firmaron, pero nadie hizo nada por cumplirlos. Y no existiendo mecanismos de aplicación y control, acabaron por perder vigencia y valor.

Por ello era necesario firmar un ‘pacto de Paz con la Naturaleza‘, según las palabras de Antonio Guterres, secretario general de la ONU. Porque solo preservándola nos aseguramos un futuro para todas las especies que habitan el planeta. Y entre los que los seres humanos también estamos incluidos.

A vueltas con la financiación

Los países del sur, especialmente los de África. Se opusieron a las cantidades pactadas como ayuda. De hecho, la República Democrática del Congo se opuso firmemente a la firma del acuerdo, alegando que las financiaciones ofrecidas eran insuficientes, y, por lo tanto, las consideraban inaceptables.

Los países menos desarrollados se han comprometido a realizar un esfuerzo eficiente y tangible para promover la restauración de tierras y proteger la biodiversidad. Pero exigen a cambio que las naciones más desarrolladas y por tanto las más contaminantes, paguen por los daños ocasionados. El problema es que en la actualidad no se dedican ni 10 mil millones de dólares al año. Y ellos exigen al menos 10 veces más.

Pero no solo exigen subsidios, sino que los países del hemisferio sur fueron los impulsores de la creación de un fondo global que esté dedicado exclusivamente al tema de la biodiversidad. Un símil del que se pautó en noviembre en la COP26 celebrada en Egipto y que se dedicará a permitirles paliar los daños climáticos.

Al respecto, China propuso que a partir de 2023 se crease dentro del actual Fondo para el Medio Ambiente Mundial, más conocido como GEF por sus siglas en inglés, una rama dedicada únicamente a la biodiversidad. Aunque los países menos desarrollados lo ven con escepticismo, ya que el mencionado fondo no es que sea un ejemplo de buen funcionamiento. COP15: Acuerdo histórico para la Biodiversidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés