‘Separemos ben, reciclaremos mellor’ atendió a más de 61.000 gallegos

Además de dar traslado de las buenas prácticas ambientales en la materia, también recogió los comentarios y observaciones de los ciudadanos en torno al actual sistema de recogida selectiva, habida cuenta de que sus aportaciones resultan de gran interés de cara a la mejora del mismo.

Desde septiembre de 2012 a diciembre de 2014, la campaña autonómica “Separemos ben, reciclaremos mellor”, promovida por la Consellería de Medio Ambiente y Sogama, contando con el apoyo y el respaldo de Ecoembes, Ecovidrio y los sistemas integrados de gestión de pilas (Ecopilas, Ecolec y ERP), atendió personalmente a más de 61.000 personas, a las que formó en la correcta gestión de los residuos urbanos.

Además de dar traslado de las buenas prácticas ambientales en la materia, también recogió los comentarios y observaciones de los ciudadanos en torno al actual sistema de recogida selectiva, habida cuenta de que sus aportaciones resultan de gran interés de cara a la mejora del mismo.

ACTUACIONES Y HERRAMIENTAS DE TRABAJO

- Advertisement -

De las distintas actuaciones llevadas a cabo, cabría reseñar especialmente el aula itinerante atendida por educadores medioambientales. Se trata de un vehículo adaptado que viene recorriendo los distintos municipios adheridos a esta iniciativa para enseñar a los vecinos, a pie de calle, los pormenores de la gestión y tratamiento de los desperdicios que producen en sus casas.

Para ello, los esfuerzos pedagógicos se centran en el principio europeo de las tres erres (Reducción, Reutilización y Reciclaje), mostrando a los destinatarios cómo producir menos basura, cómo aprovechar al máximo los productos y cómo separarlos una vez convertidos en desechos, depositando cada tipología en el contenedor correspondiente: amarillo, para los envases de plástico, las latas y los briks (nunca plásticos que no sean envases ni envoltorios); azul, para los de cartón y papel (nunca papeles y cartones sucios o con restos de grasa, así como papeles plastificados, encerados o de calco, debiendo ser retirados elementos accesorios tales como anillas, espirales y grapas); iglú verde, para los envases de vidrio, es decir, botellas, frascos y tarros (nunca vidrios especiales tales como restos de cristalerías, parabrisas de coches y espejos); contenedor específico para pilas, a disposición de la ciudadanía en casas consistoriales, centros educativos, colectivos sociales y establecimientos comerciales (es preciso tener en cuenta que una sola pila botón, aparentemente inofensiva, puede llegar a contaminar hasta 600.000 litros de agua); y recipiente verde convencional para la fracción resto, que Sogama valoriza energéticamente en sus instalaciones centrales de Cerceda (A Coruña).

También se abordan las ventajas ambientales, económicas y sociales del compostaje doméstico, implantado por la Sociedade Galega do Medio Ambiente en numerosos ayuntamientos, centros escolares y colectivos sociales, habiendo distribuido a día de hoy cerca de 4.000 compostadores. De lo que se trata es de aprovechar en origen la materia orgánica para su conversión en compost, un abono natural con excelentes propiedades para el suelo y que viene a sustituir a los fertilizantes artificiales.

La tercera edición de la campaña, que arrancó en agosto de 2014, se mantendrá hasta julio de este año, previendo que, además de estar presente en concellos, colegios, asociaciones y centros comerciales, a partir de marzo intensifique su presencia en eventos deportivos de interés.

El objetivo último es llevar el mensaje a los distintos sectores de población y concienciarlos sobre el importante papel que desempeñan en la protección y cuidado del entorno, haciéndose necesario que, junto con la Administración, asuman sus responsabilidades.

LOS ESCOLARES, PÚBLICO OBJETIVO PRIORITARIO

Las actividades educativas dirigidas a los escolares ocupan también un lugar relevante. Monitores especializados se desplazan por multitud de centros de diferentes características a fin de impartir charlas, organizar coloquios y sensibilizar a jóvenes y pequeños en torno la importancia de su colaboración, instándoles a llevar a cabo un tarea educativa en su ámbito familiar y social más inmediato. Con ello contribuirán al cumplimiento de los objetivos recogidos en el plan gallego de gestión de residuos urbanos para el período 2010-2020, que prevé reducir la producción en un 10 por ciento, reto ya alcanzado e incluso superado en la actualidad, triplicar los niveles de reutilización y reciclado, subiendo de aproximadamente el 12 por ciento actual al 30 por ciento, y minimizar el vertido.

Para ello, los educadores utilizan distintos instrumentos de refuerzo tales como vídeos, unidades didácticas, juegos y merchandising, permitiendo de esta forma que los alumnos interioricen los conocimientos y los lleven a la práctica.

En este punto habría que reseñar la convocatoria de premios escolares enmarcados en esta campaña, a los que podrán presentar su candidatura todos los centros gallegos académicos de Primaria y Secundaria. El trabajo a desarrollar será la realización de una obra de arte con materiales de desecho en la que los estudiantes den rienda suelta a su imaginación. El plazo concluye el próximo día 27 de febrero.

De entre los más de 61.000 habitantes que ya han participado en “Separemos ben, reciclaremos mellor”, cerca de 27.000 fueron adultos y más de 34.000, niños, desarrollándose del orden de medio millar de eventos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés