Residuos en Galicia, donde antes había un problema, ahora hay una solución global y tecnológicamente desarrollada

En este sentido, recordó que en nuestro país todavía se sigue depositando en vertedero el 60 por ciento de la basura, cuando en los Estados del norte de Europa esta tasa se encuentra por debajo del 5 por ciento.

En una entrevista concedida a la emisora EsRadio, el Director General de Sogama, Isidro García Téllez, se refirió al modelo impulsado por esta empresa pública como “altamente eficiente” en la gestión de los residuos urbanos producidos en Galicia, habiendo demostrado ser la solución adecuada a un grave problema detectado en nuestra comunidad en la década de los 90, momento en el que se contabilizaron 300 vertederos municipales que no reunían las mínimas condiciones de seguridad y control, y más de 3.000 puntos de vertido ilegal que estaban ocasionando serios perjuicios medioambientales.

A partir de la puesta en marcha de Sogama, los desechos se vienen centralizando en una única unidad, siendo sometidos a un tratamiento moderno y eficaz. Por lo que, tal y como aseguró, “donde antes había un problema grande, ahora hay una solución global y tecnológicamente desarrollada”.

En este sentido, incidió en el carácter solidario del sistema impulsado por la Xunta de Galicia, toda vez que aplica el mismo precio al conjunto de los ayuntamientos adheridos, con independencia de sus características y situación geográfica, precisando que el canon aplicado por la compañía se sitúa entre los más bajos de España.

Respecto a los objetivos contemplados en el Plan Gallego de Gestión de Residuos Urbanos 2010-2020, García Téllez corroboró el pleno cumplimiento de la reducción, establecido en el 10 por ciento, si bien precisó que “no sabemos si se ha logrado por mentalidad o como consecuencia de la crisis”. Reconoció, no obstante, que en el ámbito del reciclaje “estamos más flojos”, y a nivel de valorización energética, muy por encima de la media española. “Las perspectivas para el 2020 son muy positivas”, arguyó.

En este sentido, recordó que en nuestro país todavía se sigue depositando en vertedero el 60 por ciento de la basura, cuando en los Estados del norte de Europa esta tasa se encuentra por debajo del 5 por ciento.

“LOS VERDES DE ALEMANIA APOYAN LA INCINERACIÓN”

En cuanto a la “mala prensa” de la incineración con recuperación de energía, considera que obedece fundamentalmente a la “ignorancia” más que a intenciones poco ortodoxas.

Aludió a que en muchos países europeos estas plantas se encuentran ubicadas en el centro de las ciudades, generando electricidad y calor. “Estamos hablando de unos recursos importantes”, al tiempo que aseguró que, a igual volumen, resulta más peligroso lo que emite un coche que lo produce una instalación de este tipo, “y a pesar de ello, convivimos con los automóviles”.

Puso de relieve la necesidad de desmitificar estas instalaciones y señaló que el grupo ecologista “Los Verdes” de Alemania, país que cuenta con cerca de 80 incineradoras, reconoce la valorización energética como uno de los métodos más respetuosos con el medio ambiente.

BALANCE INDUSTRIAL POSITIVO

Haciendo un balance industrial de Sogama, llamó la atención sobre la mejora de la eficiencia del complejo durante los últimos años, pasando a tratar en el mismo 600.000 toneladas de desechos, logro que ha permitido reducir a casi la mitad las cantidades desviadas al vertedero de Areosa.

Destacó la importancia de la logística y el transporte en la gestión de los residuos por parte de Sogama, que cuenta para ello con una red de 37 plantas de transferencia distribuidas por el conjunto del territorio gallego, dando servicio a todos los municipios en igualdad de condiciones. “Hemos lanzado un contrato de transporte combinado (ferrocarril y carretera) a través del cual pretendemos ahorrar costes e incrementar el porcentaje de basura trasladada por tren, un medio más ecológico”.

En el ámbito del compostaje doméstico, en el que Sogama tiene una experiencia acumulada de más de tres años, destacó su buen funcionamiento en las viviendas unifamiliares que disponen de huerto y/o jardín, viéndose los concellos beneficiados desde la dimensión ambiental y económica.

En referencia a las campañas de concienciación ambiental lideradas por la empresa pública, señaló que éstas se detienen especialmente en la correcta separación de los residuos en origen. Y es que los resultados de la recogida selectiva de la fracción conocida como bolsa amarilla (envases de plástico, latas y briks) se encuentran todavía estancados en las 21.000-22.000 toneladas anuales, mientras que en la bolsa negra la entidad viene recibiendo alrededor de 800.000.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés