Sogama remitió el pasado año más de 15.300 toneladas de acero a los centros recicladores

Según datos publicados por la Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID), un total de 10,6 millones de toneladas de acero fueron recuperadas el pasado año en España, posicionándose nuestro país como uno de los grandes líderes del reciclaje de este material a nivel de Europa, compartiendo protagonismo con Italia y Alemania.

En 2014, Sogama remitió a la industria recicladora cerca de 15.332 toneladas de acero recepcionadas en su complejo industrial de Cerceda (A Coruña) y procedentes, por un lado, de la planta de clasificación de envases ligeros (envases de plástico, latas y briks), a donde llegan los materiales recogidos a través de los contenedores amarillos dispuestos en las vías públicas (envases de plástico, latas y briks) y, por otro, de la planta en la que se procesa la basura en masa, depositada por la ciudadanía en los recipientes verdes convencionales.

Según datos publicados por la Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID), un total de 10,6 millones de toneladas de acero fueron recuperadas el pasado año en España, posicionándose nuestro país como uno de los grandes líderes del reciclaje de este material a nivel de Europa, compartiendo protagonismo con Italia y Alemania.

TODO VENTAJAS

El acero es un material cien por cien reciclable, con la particularidad de que sus propiedades magnéticas facilitan el proceso de separación del mismo. Tanto es así, que hoy en día se sigue recuperando acero fabricado hace más de siglo y medio.

Su reciclaje conlleva ahorros de hasta el 80 por ciento de energía, 85 por ciento de agua y 95 por ciento de carbón, permitiendo la reducción de emisiones en un 80 por ciento.

De hecho, desde 1970 el sector siderúrgico español ha disminuido las emisiones de CO2 por tonelada de acero producida en más del 75 por ciento.

También ha logrado minimizar notablemente el consumo de agua y los vertidos, lo que ha hecho posible que cumpla con un importante papel de la de la economía circular, toda vez que consigue convertir los desechos en recursos, reincorporándolos al circuito comercial con una nueva vida.

De esta forma, la industria siderúrgica española se sitúa a la vanguardia de la economía verde, y no solo a nivel de reciclaje, sino también en relación al uso eficiente del agua y la energía, la reducción de las emisiones de CO2 y la valorización de los residuos del proceso.

PREVISIONES PARA 2015

La asociación de las empresas productoras de acero y de productos de primera transformación del acero de España (UNESID), prevé que para el presente año los dos principales sectores consumidores de este material: la construcción y la automoción, que aglutinan alrededor del 60 por ciento, aumenten la demanda del mismo.

Y ello se estima así porque la construcción ya empezó a crecer en el último trimestre de 2014 y la automoción se encuentra ante mejores perspectivas en el mercado comunitario, lo que hace confiar en una nueva expansión de su actividad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés