La incineración de residuos se incrementará y aumentará la recogida separada de basura

El futuro plan nacional de residuos en un 15% la incineración de los residuos urbanos, lo que se conoce como valorización energética, según recoge el último borrador del Plan Estatal Marco de Residuos (PEMAR).

El texto, al que ha tenido acceso Europa Press, precisa que el Gobierno aboga por limitar la valorización energética a los rechazos procedentes de instalaciones de tratamiento y a materiales no reciclables, al tiempo que extender la valorización energética del material bioestabilizado generado en instalaciones de incineración y coincineración.

Por otro lado, los objetivos de reutilización, reciclado y reutilización se elevarán en España de aquí a 2020 en casi todo tipo de residuos, no solo domésticos, sino también comerciales, industriales e incluso de barcos y buques.

En este contexto, ante la próxima aprobación del PEMAR, la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Guillermina Yanguas, ha defendido que incluye las medidas necesarias para cumplir con los objetivos de la UE en gestión de residuos para 2020.

- Advertisement -

En declaraciones a Europa Press, ha subrayado que se trata de una iniciativa «ambiciosa» y un instrumento «clave» para que España pueda avanzar hacia una economía circular y que está prevista su aprobación por parte del Consejo de Ministros en este mes de octubre.

Yanguas ha destacado que el nuevo plan recoge los principios que inspiran el modelo basado en el uso eficiente de los recursos y en la reincorporación al proceso productivo de los recursos contenidos en los residuos.

«El PEMAR constituye así una oportunidad para el medio ambiente, para la economía y para la sociedad en su conjunto, ya que aporta beneficios ambientales, ahorros económicos y un ofrece un alto potencial de creación de empleo sostenible asociado a la gestión de residuos», ha valorado.

En la actualidad, están fijados unos niveles de entre un 55 y un 80 por ciento de reciclado total de los residuos y, por materiales, se establece en un 60 por ciento el objetivo de reciclado de papel y vidrio; del 50 por ciento de metales, del 22,5 por ciento de plástico y del 15 por ciento de la madera.

Sin embargo, de cara a cumplir la normativa comunitaria para 2020 aprobada en 2015, por ejemplo en cuanto a las bolsas de plástico, los Estado miembro tendrán que tomar medidas para reducir hasta 90 bolsas por habitante y año en 2020 y hasta 40 bolsas de máximo por persona antes de 2025 y adoptar instrumentos que aseguren que estas bolsas no se entregan gratis.

En cuanto a los envases domésticos crecerá en un 10 por ciento, hasta el 60 por ciento el porcentaje de reciclado total y en concreto, el papel pasará del 60% actual hasta el 85 por ciento; el vidrio hasta el 75 por ciento; los metales de aluminio y acero hasta un 70 por ciento; el plástico hasta el 40 por ciento y la madera ascenderá desde el 15 hasta el 60 por ciento.

El PEMAR plantea que la recogida separada de residuos de envases domésticos se deberá incrementar en 2020 hasta un mínimo del 70 por ciento del reciclado de residuos de envases recogidos por separado.

Al mismo tiempo, en la Hostelería y Restauración (HORECA) se deberá optimizar en el próximo lustro la gestión de residuos de envases mediante la reutilización del 80 por ciento de los envases de cerveza; el 70 por ciento de los de bebidas refrescantes y el 50 por ciento de los de agua.

En cuanto a los objetivos de preparación para la reutilización y reciclado se deberá llegar al menos al 50 por ciento de preparación para la reutilización y el reciclado en 2020. De estos, el 2 por ciento será a la preparación para la reutilización fundamentalmente de residuos textiles, RAEEs, muebles y otros residuos susceptibles de ser preparados para su reutilización.

Para ello, teniendo en cuenta que en 2020 se reducirán los residuos municipales en un 10 por ciento, se estima que se generarán 21,4 millones de toneladas de residuos y para cumplir los objetivos se debería reciclar 10,7 millones de toneladas.
ESFUERZOS EN RECOGIDA SEPARADA

El texto propuesto admite que para conseguir los objetivos de preparación para la reutilización y el reciclado, «los esfuerzos» en los próximos años han de destinarse a incrementar de forma significativa las cantidades de residuos que se recogen de forma separada disminuyendo la cantidad de residuos mezclados cuya aportación en cantidad al reciclado es muchísimo menor y de los que se obtienen materiales de calidad muy inferior.

Para ello se pondrá en marcha la Estrategia Española de Reducción del Vertido de Residuos Biodegradables, un conjunto de medidas para reducir, al menos 11 millones de toneladas estos residuos.

Asimismo, señala que para que el reciclado crezca se necesita tanto poner en marcha una serie de acciones específicas para incrementar la recogida separada desde 3 hasta 9 millones de toneladas brutas en 2020, de modo que los residuos mezclados decrezcan desde 17 a 11 millones de toneladas.

Entre las medidas a llevar a cabo plantea reforzar el fomento del autocompostaje; modificar en los sistemas de recogida separada existentes para reducir la presencia de impropios; construir nuevas instalaciones de tratamiento o adaptar las existentes.

En cuanto a otros materiales, el PEMAR apunta que se necesita reciclar 1,16 millones de toneladas más de papel y cartón; 0,52 millones de toneladas más de vidrio; 0,78 millones de toneladas de plástico, entre envases y no envases; 0,23 millones de toneladas más de metales; 0,11 millones de toneladas de bricks; 0,20 millones de toneladas más de madera; 0,49 millones de toneladas más de textil y 0,15 millones de toneladas más de otros tipos de residuos tales como muebles, aparatos eléctricos y electrónicos entre otros.

El documento expone que en 2016 se deberá cumplir con el objetivo de reducción del vertido de residuos biodegradables de reducir en 12 puntos el vertido de estos residuos desde 2012; no depositar en vertedero residuos municipales sin tratar. Sin embargo, en 2020 se deberá limitar el vertido del total de los residuos municipales generados al 35 por ciento.
LAS ONG CONTRA LA INCINERACIÓN

A este respecto, las organizaciones ambientales, sociales y sindicales han denunciado que este plan favorecerá la incineración de residuos y reclaman al Gobierno que avance hacia una economía circular.

Así, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, CCOO, UGT, CECU, ASGECO y la Fundación Catalana para la prevención de residuos creen que la falta de consenso parlamentario hacia la economía circular hace que parezca que se vaya a dejar de lado medidas «más eficientes» como el incremento de porcentajes de reducción, la reutilización y el reciclaje.*

De este modo, critican que se mantenga la iniciativa de aumentar la incineración hasta un 15 por ciento, superando el 10 por ciento actual mientras que no se observan compromisos «ambiciosos» en el resto de porcentajes.*

Por ello, piden una «mejora urgente» de la Ponencia del Senado sobre economía circular y del Plan Estatal Marco de Residuos porque, en conjunto son una misma estrategia del Gobierno para seguir con los «sistemas obsoletos de recogida y reciclaje actuales».*

Finalmente, emplazan al Gobierno a que cambie el modelo de recogida y gestión e introduzca sistemas «eficaces» como la separación en origen de la materia orgánica, la recogida puerta a puerta, los Sistemas de Depósito, Devolución y Retorno para envases de bebidas y otros residuos susceptibles, y aplicaciones a la fiscalidad, tanto en vertederos e incineradoras, como en las tasas de residuos a la ciudadanía (pago por generación), de modo que se avance en el objetivo residuo cero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés