Actualizar

sábado, enero 28, 2023

Polémica con la planta de incineración de la cementera de Alcalá

«Esta planta es absolutamente imprescindible para la viabilidad de la empresa, su competitividad en el mercado y, consecuentemente, para el mantenimiento de todos los puestos de trabajo»

El presidente del Partido Popular de Sevilla, Juan Bueno, ha afirmado que «el PSOE vuelve a cruzarse de brazos a pesar de que cientos de puestos de trabajo están en juego», tras votar el PSOE en contra de una Proposición No de Ley defendida por el PP en el Parlamento andaluz, en apoyo a la fábrica de Cementos Portland Valderrivas de Alcalá de Guadaíra, marcada por el conflicto derivado de su iniciativa de incinerar derivados de residuos no peligrosos para su uso como combustible.

Bueno, en un comunicado, ha explicado que «el objetivo de la cementera de Alcalá de Guadaira es invertir más de dos millones de euros en la construcción de una planta de valorización de residuos que les permita sustituir parte del derivado de petróleo que ahora emplean como combustible por estos residuos valorizados». El Ayuntamiento alcalareño, gobernado los socialistas, ha aprobado como es sabido una modificación puntual de sus normas urbanísticas, para establecer unas «distancias mínimas» de dos kilómetros entre las actividades que «utilicen residuos como combustible alternativo» y las «zonas de suelo urbano o urbanizable», lo que bloquea directamente en la iniciativa de la empresa.

«Esta planta es absolutamente imprescindible para la viabilidad de la empresa, su competitividad en el mercado y, consecuentemente, para el mantenimiento de todos los puestos de trabajo», señala el dirigente popular, según el cual «tanto la administración local como la autonómica, ambas socialistas, no parecen entender la importancia que tiene dicha construcción para el futuro de esta empresa y por tanto de los puestos de trabajo».

«Es contradictorio que la Junta de Andalucía haya dado todas la autorizaciones pertinentes a esta cementera, para la instalación de una planta de valorización de residuos, mientras el ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha decidido prohibirla mediante una modificación inicial del PGOU que pretenden hacer definitiva en los próximos meses». «Es inexplicable y surrealista», ha zanjado Bueno, toda vez que el proyecto de la cementera ha despertado un fuerte conflicto con los colectivos ecologistas de Alcalá.

«No podemos entender porque el PSOE en la Junta de Andalucía se ha mostrado en contra de apoyar a esta empresa y pedir a la alcaldesa alcalareña, también socialista, que facilite y allane el camino para que esta empresa pueda construir la planta de valorización de residuos fundamental para el futuro de la misma».

Ante este situación, el presidente del PP de Sevilla, ha lamentado que «la Junta de Andalucía siga poniendo piedras en el camino de las empresas que son las que crean empleo» y ha pedido al Ayuntamiento alcalareño que «desbloquee la situación para dar viabilidad y ofrecer un futuro no sólo a esta empresa sino también al empelo de la provincia de Sevilla».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés