Sogama (Galicia) busca que el impacto ambiental de su actividad sea mínimo

García Téllez se muestra convencido de que el futuro está en la economía circular. “Debemos pasar de la actual economía lineal, definida por las malas prácticas de usar y tirar, a otra circular en la que imperen las prácticas de usar y reutilizar, ya que los recursos naturales son finitos, resultando prioritario dar una segunda vida a los productos”.

El Director General de Sogama, Isidro García Téllez, realizó ante los micrófonos de Radio Líder un balance de la actividad industrial de la compañía durante el primer semestre del año en curso y que sintetizó en dos grandes logros: más reciclaje y menos emisiones. Y es que, tal y como expuso, “hemos mejorado todos los índices”, aludiendo específicamente al incremento, en más de un 7%, de la recepción de envases ligeros (latas, briks y envases de plástico) contenidos en la bolsa amarilla, gracias a la mayor colaboración de los ciudadanos, así como a la mayor recuperación, en un 29%, de los materiales contenidos en la bolsa negra susceptibles de ser reciclados, refiriéndose concretamente al vidrio, así como al acero y al aluminio. De todos ellos destacó su capacidad para ser reciclados de forma indefinida, toda vez que de un envase de vidrio, de acero o de aluminio se puede obtener otro de idénticas características y sin perder cualidades.

“EL FUTURO ESTÁ EN LA ECONOMÍA CIRCULAR”

García Téllez se muestra convencido de que el futuro está en la economía circular. “Debemos pasar de la actual economía lineal, definida por las malas prácticas de usar y tirar, a otra circular en la que imperen las prácticas de usar y reutilizar, ya que los recursos naturales son finitos, resultando prioritario dar una segunda vida a los productos”. En este sentido, destacó las altas posibilidades que ofrece el ecodiseño o, lo que es lo mismo, “diseñar los productos para que éstos sean recuperables en un futuro y garantizar su durabilidad”.

Desde la dimensión logística, el directivo de Sogama también se mostró especialmente satisfecho por la promoción del ferrocarril como modo preferente de transporte para los residuos. Si hasta hace poco se trasladaban por tren el 25% de los desechos procesados en el complejo, este porcentaje subió a aproximadamente el 45% a partir de marzo de este año, momento en el que se inició el nuevo contrato para el transporte combinado de basura, que estará en vigor durante 10 años. Con esta mejora, la empresa pública ha reducido en buena medida el traslado de residuos por carretera y, por tanto, las emisiones a la atmósfera, disminuyendo las molestias ocasionadas a los ciudadanos. “Nuestro objetivo es llegar a transportar por vía férrea el 55% de los residuos dentro de un par de años”, precisó.

“UN BUEN MANTENIMIENTO GARANTIZA UNA MAYOR EFICIENCIA”

También se refirió a la reducción de las emisiones procedentes de la actividad de la planta termoeléctrica, donde se valoriza energéticamente el combustible derivado de los residuos no reciclables (CDR) para ser convertido en electricidad. Tecnologías de última generación, junto con la pulcritud del proceso industrial y la mejor gestión de la instalación, así lo han hecho posible. “Lograr que el combustible sea homogéneo constituye uno de los principales condicionantes para lograr bajas emisiones”, a lo que se une las necesarias operaciones de limpieza y mantenimiento. “Este año hemos realizado una parada anual para revisar a fondo nuestra infraestructura industrial y garantizar así una buena operativa de las misma, que dará lugar a un mayor rendimiento y eficiencia”, resolvió.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés