PSE de Gipuzkoa pide comisión de investigación para «esclarecer» responsabilidades de Bildu en la gestión de residuos

Según ha apuntado, su grupo juntero tratará de recabar el apoyo del resto de grupos de cara a lograr que el Parlamento foral constituya esa comisión y para ello comenzará con una ronda de contactos con el resto de portavoces.

El grupo del PSE-EE en las Juntas Generales de Gipuzkoa buscará el apoyo del resto de grupos junteros para constituir una comisión de investigación en el Parlamento guipuzcoano con el objetivo de «esclarecer las responsabilidades del anterior Gobierno foral de Bildu en la gestión de residuos».

En una rueda de prensa en San Sebastián, la portavoz del grupo juntero del PSE-EE en Gipuzkoa, Susana García Chueca, acompañada del diputado foral Denis Itxaso, expresidente de la mancomunidad de San Markos, ha trasladado la disposición de los socialistas de crear esa comisión que «analice en profundidad las responsabilidades políticas que, en su caso, se deriven» de la sentencia judicial que declara nulo el acuerdo entre GHK y la UTE adjudicataria para la construcción de la incineradora de Zubieta durante la anterior legislatura.

Según ha apuntado, su grupo juntero tratará de recabar el apoyo del resto de grupos de cara a lograr que el Parlamento foral constituya esa comisión y para ello comenzará con una ronda de contactos con el resto de portavoces.

Asimismo, ha adelantado que van a pedir la comparecencia del diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, en la Comisión de correspondiente de las Juntas de Gipuzkoa que permita conocer, con detalle, la posición del departamento foral que dirige, en relación a las consecuencias de la citada sentencia.

Por su parte, Itxaso ha recordado las «innumerables advertencias públicas y privadas formuladas por el PSE-EE» en la pasada legislatura al Gobierno foral de Bildu y al Consorcio de residuos, en las que se insistía «en el riesgo jurídico, técnico, y financiero de adoptar un acuerdo de resolución de los contratos en vigor».

Además, ha recordado que la mancomunidad de San Markos, que él presidía, y la de Debabarrena, que preside el también socialista Arcadio Benítez, demandaron en la pasada legislatura al Consorcio de Residuos por la «decisión unilateral» que supuso aquel acuerdo, que, admeás, «no contaba con el respaldo de las Juntas».

Finalmente, ha indicado que la sentencia que lo anula «habla de desviación de poder», al tiempo que ha opinado «calca» los argumentos del PSE-EE, relativos a «la gravedad de ignorar una Norma foral vigente como la del PIGRUG, que mandataba a la Diputación a llevar a cabo una serie infraestructuras para la gestión integral de los residuos en el territorio».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés