Villar de Cañas en la ‘cuerda floja’ tras el terremoto en Yebra

Unas declaraciones que ha realizado en Cabanillas del Campo (Guadalajara) a raíz del seísmo que esta misma madrugada tenía su epicentro en la localidad alcarreña de Yebra, precisamente el primer municipio de España en postularse para albergar este ATC, tal y como ha recordado el propio presidente tras alertar sobre la peligrosidad de este tipo de «basureros».

El presidente de Castilla, Emiliano García Page, ha pedido este miércoles que «de una vez por todas se paralice y se eche para atrás» el proyecto del Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca) tras incidir en que el terremoto registrado en Yebra es un «incidente» que explica «un poco más porque nos oponemos»

Según García-Page, este proyecto va a costar a los españoles «miles de millones» en un momento en el que, además, ese dinero se necesita para áreas como la sanidad o el empleo y, porque, también cree que hay alternativas «evidentes» dentro de residuos de alto riesgo como son los nucleares.

«Afortunadamente no vamos a tener que lamentar, pero podía haber sido peor», ha dicho el jefe del Ejecutivo castellano-manchego, tras incidir en que el tiempo terminará dando la razón a los perjuicios de este tipo de proyectos».

- Advertisement -

García-Page ha querido aludir a como los «enorme riesgos» de este tipo de sucesos suelen ser noticia fuera, aunque ha querido hacer hincapié en que aunque a diario pasan lejos, también puedan pasar en España, que «no está exenta».

También ha querido recordar que Yebra fue el primer Ayuntamiento de España que «levantó la mano, contra mi criterio, para albergar un basurero nuclear que además de dar mínimo empleo es un foco de riesgo personal y para la salud», ha apostillado.

Según el presiente castellano-manchego, cuando Yebra planteo la alternativa, el Gobierno de Castilla-La Mancha hizo alegaciones «muy contundentes» diciendo que podía haber riesgo sísmico y «algunos se reían de nosotros».

Pero bajo su punto de vista, lo que es «aún más grave» es que donde el Gobierno central quiere instalar el ATC, en Villar de Cañas (Cuenca), «hay más riesgo aún que en Yebra». «Son municipios que en línea recta están a unos setenta kilómetros de distancia», ha alertado, «sin dramatizar, ni sacar las cosas de quicio» sobre los informes que está haciendo el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Según García-Page, ya los habría hecho sobre Yebra y ahora los hace sobre Villar de Cañas «alertando sobre el riesgo que corremos todos en una instalación de ese tipo», ha puntualizado preocupado pero aliviado por el hecho de que lo de hoy se haya quedado en un incidente.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés