Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Zaragoza arranca la recogida de residuos orgánicos

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, han presentado este contenedor que forma parte de la políticas medioambientales del Gobierno municipal.

El quinto contenedor, en el que se depositará materia orgánica, se implantará el 9 de julio en el barrio del Actur. Será una prueba piloto, que incluirá a unas 50.000 personas y básicamente abarcará el eje de las avenidas Gómez de Avellaneda y María Zambrano con todas sus calles aledañas.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, han presentado este contenedor que forma parte de la políticas medioambientales del Gobierno municipal.

Santisteve ha recordado que se trata de un compromiso adquirido en el debate sobre el Estado de la ciudad y ha comentado que desde 2001 al año 2017 se ha pasado de reciclar 4 a 8 toneladas de vidrio; de 11 a 13 toneladas de cartón y papel y de 1 a 9 toneladas de envases.

«Estos datos han sido posibles gracias al esfuerzo ciudadano», ha enfatizado el alcalde para recordar que el alcanzar el objetivo de reducir un 40 por ciento las emisiones de CO2 en 2030 se precisa de la «colaboración» de todas las áreas del Ayuntamiento y de todos los ciudadanos.

En su intervención, Santisteve ha dicho que la implantación del quinto contenedor irá precedida de una campaña de información y concienciación en los centros cívicos y otros espacios en la que se pedirá un «esfuerzo a los ciudadanos», las instituciones tienen la obligación de poner los medios y los ciudadanos de «implicarse», ha puntualizado el alcalde para avanzar en el objetivo del 2030.

«También conlleva un cambio en el modelo de hacer la compra y pensar más en el producto fresco en lugar del envasado que deja más residuos, y luego recuperar esa materia orgánica para hacer compost destinado a la agricultura ecológica. Estoy convencido de que será un éxito».

Colaboración necesarias

Este proyecto contempla la implantación inicial de 120 contenedores, solo de materia orgánica, que se ubicarán en las islas donde están los depósitos de otros residuos de recogida selectiva. Si en algún punto hay dos contenedores verdes –en los hasta ahora se deposita la orgánica– se sustituirá uno de ellos por este nuevo exclusivo de orgánica.

Para depositar la bolsa los ciudadanos se tienen que inscribir, de forma voluntaria, para adquirir la llave que permite la apertura de la trampilla. «Se requiere colaboración ciudadana y es necesario que dispongan de información», ha destacado Alberto Cubero, quien ha agregado que el próximo mes se iniciará una campaña informativa en esta zona de la ciudad.

Ha estimado que esta práctica medioambiental permitirá reducir en un 30 por ciento los residuos en el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ) para destinarlos a la huerta de Zaragoza.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés