Global Omnium estudia para el tratamiento de aguas residuales el uso de humedales artificiales

Los humedales artificiales de depuración son sistemas diseñados para reproducir y optimizar los procesos de eliminación de contaminantes de la misma manera que tienen lugar en las zonas húmedas naturales.

Global Omnium está participando en el estudio avanzado de uso de humedales artificiales empleados como tratamiento terciario para la depuración de las aguas residuales generadas por pequeñas aglomeraciones urbanas, de menos de 2.000 habitantes, según ha informado la compañía en un comunicado.

En el proyecto se va a estudiar la gestión de los humedales artificiales de depuración para mejorar la calidad de sus efluentes, «naturalizándolos para asimilar sus características a las del medio acuático receptor, y así reducir su impacto directo sobre este, además de contribuir a la mitigación del cambio climático».

Los humedales artificiales de depuración son sistemas diseñados para reproducir y optimizar los procesos de eliminación de contaminantes de la misma manera que tienen lugar en las zonas húmedas naturales.

- Advertisement -

El proyecto está desarrollándolo junto con la consultora JECMA y el asesoramiento científico de la Universitat de València y cuenta además con la cofinanciación de la Generalitat Valenciana, a través del IVACE, así como de la Unión Europea.

El uso de humedales aporta numerosas ventajas a la depuración de aguas residuales, entre las que destacan la obtención de buenos rendimientos de depuración; bajo o nulo consumo de energía eléctrica, así como nulo uso de reactivos químicos; integración paisajística; renaturalización del agua residual, de modo que sus propiedades fisicoquímicas y de microbiota sean lo «más semejante posible» a las del medio natural al que van a ser vertidas, lo que es especialmente importante en cuencas deficitarias y proceso de depuración.

En este caso, en los humedales artificiales se logra la depuración del agua residual mediante procesos físicos y biogeoquímicos. La materia orgánica del agua residual se degrada por el metabolismo microbiano tanto por la vía aeróbica, gracias al suministro de oxígeno por la fotosíntesis de la vegetación y a la difusión en la interfase aire-agua, como por la vía anaeróbica, en función de la carga influente y del diseño del humedal.

Por otra parte, se reduce la concentración de nutrientes causantes de la eutrofización. El nitrógeno se elimina principalmente por reacciones de nitrificación-desnitrificación y el fósforo por procesos físico-químicos, además de vía biótica por asimilación de las plantas y microorganismos, en definitiva, esta alternativa de depuración natural «minimiza el impacto del agua residual sobre la calidad ecológica de los ecosistemas», ha explicado la compañía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés