El cachondeo de los vertidos ilegales en Melilla

Los ecologistas han explicado que han recorrido la pista de carros desde la frontera de Beni-Enzar hasta el cruce con la carretera de Mariguari identificando puntos de vertido de residuos.

La Asociación Ecologista Guelaya de Melilla ha denunciado la existencia de 31 puntos de vertidos ilegales en la pista de carros de Melilla, a pesar del «daño al medio ambiente» que ello produce, y entre sus propuestas está la instalación de cámaras para multar a los autores.

Los ecologistas han explicado que han recorrido la pista de carros desde la frontera de Beni-Enzar hasta el cruce con la carretera de Mariguari identificando puntos de vertido de residuos, «con ello queremos colaborar con la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente en la resolución de un problema que no tiene visos de solucionarse», han apuntado desde Guelaya.

Para solventar este problema, los ecologistas han trasladado a la Consejería de Medio Ambiente varias propuestas, entre la que destaca la instalación de cámaras «para captar las matrículas de los vehículos desde donde se arrojan los vertidos, sobre todo de escombros, y sancionar a los propietarios de los vehículos tanto si son coches españoles como si son de otro país, ya que se pueden controlar en frontera si se conoce la matrícula».

- Advertisement -

También proponen cortar el paso a vehículos de motor por la pista de carros. En este sentido, ha señalado que «el paso de vehículos particulares ya está prohibido por ser la pista de carros de uso militar», el «sendero gris» permite transitar a peatones y bicicletas por el margen de la pista, pero proponen que «se pueden instalar pivotes o cadenas con candados que permitan a los cuerpos de seguridad y particulares que tienen propiedades en los márgenes de la pista pasar cuando lo necesiten».

Asimismo, resaltan que se deben cobrar tasas de recogida de residuos como depósitos. «Deberían cobrarse tasas para recogida de residuos al solicitar las licencias de obras, que se devolverían cuando se justifique que los escombros se han llevado a un vertedero de inertes autorizado –en Melilla hay dos– ampliando el horario de los vertederos al que habitualmente se utiliza en las pequeñas obras, al atardecer, que es cuando se cargan las furgonetas que se llevan los escombros de las casas», ha remarcado.

Como conclusión, el recorrido realizado por Guelaya-Ecologistas en Acción marca tres puntos negros de acumulación de residuos; en concreto, «en las inmediaciones de la frontera de Beni-Enzar que separa Melilla de Marruecos; en las inmediaciones del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y en las inmediaciones del Río de Oro».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés