Ourense aborda una nueva campaña de compostaje doméstico

Los interesados en participar en esta iniciativa disponen de plazo hasta el próximo 30 de julio para formalizar su inscripción. Condición indispensable es que tengan su primera residencia en alguna de las localidades contempladas en la promoción.

En el marco del convenio suscrito en su momento por el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, y el presidente de Sogama, Javier Domínguez, la institución provincial, con el apoyo de la empresa pública, ha lanzado una nueva edición de la campaña de compostaje doméstico, que en esta ocasión orienta a los municipios ourensanos con población inferior a los 20.000 habitantes, es decir, a todos excepto a la capitalidad.

Los interesados en participar en esta iniciativa disponen de plazo hasta el próximo 30 de julio para formalizar su inscripción. Condición indispensable es que tengan su primera residencia en alguna de las localidades contempladas en la promoción, no haber participado en campañas anteriores de esta tipología promovidas por el ente provincial, contar con 50 metros cuadrados de terreno (huerta o jardín) en el que aplicar el compost resultante, y comprometerse a estar presente en la vivienda durante los dos visitas previstas, teniendo en cuenta que, en la primera, se hará entrega del compostador (se prevé el reparto de 1.125 recipientes) y el manual didáctico correspondiente, siendo la segunda de seguimiento, resolución de dudas y corrección de posibles errores o desviaciones.

Sencillez y ventajas

A través de un folleto informativo, la Diputación lanza una invitación para participar en esta campaña, poniendo de relieve la sencillez del proceso, toda vez que los usuarios sólo tendrán que ubicar el compostador suministrado en un lugar accesible de su parcela, con algo de sombra y en contacto con el suelo para facilitar la entrada de organismos descomponedores, disponer de una pequeña herramienta para remover la mezcla y airearla, además de una pala para extraer el abono resultante, y controlar parámetros tales como la humedad y la temperatura.

Con estos gestos básicos, los participantes estarán contribuyendo a una mejor gestión de la materia orgánica contenida en los residuos y, por tanto, a una serie de beneficios ambientales, ya que al cerrar el círculo del reciclaje de los restos orgánicos en la propia vivienda, que vienen a suponer del orden del 42% de la composición media de una bolsa tipo, se reduce la frecuencia de recogida y transporte del contenedor verde convencional y, con ello, las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La Diputación ourensana asume la dirección del programa, encargándose igualmente de editar el material divulgativo, así como de controlar y supervisar todos los trabajos vinculados al mismo.

Colaboración afianzada y en evolución

No es la primera vez que Sogama y la Diputación llevan a cabo un trabajo conjunto de estas características. El primer acuerdo se materializó en el año 2013 y, a partir de entonces, la colaboración se ha ido enriqueciendo y afianzando a lo largo del tiempo, llevándose a cabo en esta ocasión bajo el paraguas de la economía circular, toda vez que se prima el máximo aprovechamiento de los productos, la reducción de residuos y la conversión de éstos en recursos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés