Recyclia despliega 42.000 puntos de recogida de tóner y cartuchos de impresoras en toda España

En su primer año de actividad, Recyclia prevé recoger 1.000 toneladas de consumibles de impresión (unos 6,6 millones de unidades), el equivalente al 65 por ciento de los kilos puestos en el mercado por los fabricantes adheridos a Ecofimática.

Recyclia ha desplegado 42.000 puntos de recogida en grandes superficies y establecimientos comerciales, grandes empresas, edificios públicos y puntos limpios para reciclar los residuos de tóner y cartuchos de impresoras en toda España, con lo que pone en marcha el primer sistema colectivo del país de recogida y gestión de este tipo de residuos a través de dos sistemas, denominados Tragatóner y Tragatinta.

En su primer año de actividad, Recyclia prevé recoger 1.000 toneladas de consumibles de impresión (unos 6,6 millones de unidades), el equivalente al 65 por ciento de los kilos puestos en el mercado por los fabricantes adheridos a Ecofimática. Los cartuchos de tinta, procedentes en su mayoría del canal doméstico, representarán el 23 por ciento, y el 77 por ciento restante corresponderá a cartuchos de tóner, cuyo principal canal de recogida será el canal de distribución.

Además, la entidad ha apuntado que a partir del 15 de agosto, los consumibles de impresión con partes eléctricas, es decir, la mayoría de los que se comercializan, se considerarán aparatos electrónicos y, por tanto, se les aplicarán las mismas obligaciones que al resto del hardware, por ello, hasta el próximo cambio de la normativa, la responsabilidad medioambiental recae en el usuario.

- Advertisement -

Asimismo, los distribuidores de consumibles deberán recoger el cartucho en desuso, en caso de que el consumidor adquiera uno nuevo, y los establecimientos de más de 400 metros cuadrados tendrán que disponer de contenedores para recoger el consumible usado, sin necesidad de la compra de otro. Además, la venta online tendrá las mismas obligaciones que los establecimientos físicos, según ha indicado Recyclia.

«Un usuario final puede desechar una impresora al cabo de 4 o 5 años de media, pero sustituye un cartucho cada 4 o 5 meses. Nuestro objetivo es ofrecer una solución eficaz, operativa y garantista del cumplimiento de la normativa y concienciar a los usuarios sobre la importancia de reciclar unos residuos, cuyo destino actual más frecuente es el contenedor de basura«, ha indicado el consejero delegado de Recyclia, José Pérez.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés