Galicia, denuncian el uso de suelos rústicos para emplazar plantas de residuos industriales

En una rueda de prensa celebrada este jueves en el Parlamento gallego, Sánchez ha remarcado que las empresas promotoras de estas iniciativas prefieren suelos rústicos «por las ventajas económicas que supone».

El viceportavoz de En Marea en el Parlamento gallego Antón Sánchez ha alertado ante la «generalización» del uso de suelos calificados como rústicos para la instalación de plantas de tratamiento de residuos industriales «para mayor negocio de las empresas» y con el respaldo de la Consellería de Medio Ambiente.

En una rueda de prensa celebrada este jueves en el Parlamento gallego, Sánchez ha remarcado que las empresas promotoras de estas iniciativas prefieren suelos rústicos «por las ventajas económicas que supone», lo que «deja de lado los criterios ambientales y de afección a la vida de las personas».

En esta línea, ha acusado al departamento de Medio Ambiente de la Xunta de «servir de parapeto protector» de las compañías «frente a la impotencia de los vecinos», que, según Sánchez, se ven «amenzados» por las afecciones medioambientales y sociales de estas plantas, que dejan «vertidos de lixiviados» en los acuíferos y «deterioran» las vías de comunicación de los núcleos, que no están «preparadas» para soportar el tráfico de vehículos pesados.

Por ello, Antón Sánchez ha avanzado que En Marea presentará una serie de iniciativas para instar a la Xunta a que modifique las normativas pertinentes para que el procedimiento de evaluación de este tipo de instalaciones se realice de manera «obligatoria» la «evaluación ambiental integrada ordinaria» y evitar de este modo que se puedan llevar a cabo de manera «simplificada».

Cambiar ley del suelo

Además, también ha puesto el foco en la necesidad de «modificar» la Ley gallega del Suelo para «garantizar que solo excepcional y motivadamente se puedan implantar este tipo de instalaciones en suelo rústico de protección ordinaria, fijando la prohibición en suelo rústico de especial protección».

Antón Sánchez ha recordado que en los últimos meses se han producido varios conflictos sociales por los proyectos de plantas de tratamiento de residuos industriales, como es el caso de Santa Icía, Grixoa –Santiago–, Lousame, Teo o A Laracha.

«Nunca debe primar el interés económico de la empresa delante de la necesidad de conservación de los valores ambientales o de la salud de las personas», ha remarcado el diputado rupturista, que ha cargado contra la conselleira del ramo, Beatriz Mato, a la que ha acusado de dirigir el departamento de Medio Ambiente «a media jornada» porque «está más preocupada» de su carrera a la Alcaldía de A Coruña.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés