Los geólogos prefieren un Almacén Geológico Profundo como solución de futuro para residuos nucleares

Así, recordó que actualmente hay un «pequeño almacén temporal» en cada una de las centrales nucleares que funcionan en España pero, indicó, «el objetivo final es centralizar todos esos residuos en un mismo punto para reducir riesgos y mejorar su gestión durante un plazo máximo de cien años».

   En este sentido, explicó que «el mal llamado cementerio nuclear», es un proyecto que contará con una capacidad de almacenamiento de 12.800 metros cúbicos, de los cuales, según señaló, 10.000 se dedicarán al combustible usado por las centrales nucleares y el resto se destinará a residuos de media y alta actividad vitrificados.

   «Esta capacidad permitirá almacenar durante los próximos cien años el combustible y los residuos nucleares de las ocho centrales nucleares españolas que actualmente permanecen en funcionamiento –Almaraz I y II, Ascó I y II, Cofrentes, Trillo, Garoña y Vandellós II– así como los residuos almacenados en Francia y que deben retornar a España en 2011».

   Por último, Suárez aseguró que el ATC es una «solución segura y eficaz para el almacenamiento temporal de los residuos nucleares como ya se ha comprobado en otros países europeos –como Países Bajos, Reino Unido, Suecia o Francia, que actualmente disponen de su propio ATC– donde no ha habido ningún tipo de problema de seguridad con ellos», concluyó.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Vertidos de la mina de Loreñe

¿Plásticos naturales?

El plástico acidifica el océano