Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Ecologistas se concentran en Barcelona contra la candidatura de Ascó

El secretario general de ICV, Joan Herrera, apostó en este sentido por un futuro «libre» de centrales nucleares y basado en las energías renovables y el ahorro energético. De esta forma, afirmó que en 2009 la electricidad de origen energético renovable supuso alrededor de un 35 por ciento, por encima de la nuclear, que rondó el 20 por ciento. «Es posible desprenderse de la energía nuclear», consideró.

   Así, aseguró que Cataluña no puede tener todos los residuos radioactivos del Estado, por lo que pidió «responsabilidad y respeto» a la voluntad de la ciudadanía, que a su juicio, rechaza el cementerio nuclear.

   Asimismo, aseveró que el Ejecutivo central, encabezado por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, podría aplazar la decisión sobre el cementerio de Ascó. «El Gobierno está ya en la recta final y tememos que Zapatero posponga la decisión para después de las elecciones catalanas para imponernos después la candidatura de Ascó», manifestó.

   Según Herrera, Ascó es uno de los municipios que más población ha perdido en los últimos años y estableció la causa en el «monocultivo nuclear» promovido por su alcalde, Rafael Vidal (CiU).

   También, instó a establecer un calendario de cierre de las nucleares alegando que si no en 2020 habrá dependencia nuclear con energías «viejas y obsoletas, y por tanto, más peligrosas», añadió.

   Por su parte, el portavoz de ERC, Ignasi Llorente, consideró que existen motivos medioambientales, técnicos, sociales, políticos y económicos por los que el ATC no debería alzarse.

   En esta línea, afirmó que la construcción del ATC «reforzará el monocultivo nuclear», cuando lo apropiado sería «diversificar» la economía de la zona.

   La representante de las asociaciones organizadoras, Anna Rosa Martínez (Greenpeace), aseveró que un cambio de modelo energético es «perfectamente posible», y consistiría en la producción de una energía menos contaminante y en el ahorro y la eficiencia energética.

   Los convocantes aseguraron que la energía nuclear es «peligrosa, sucia, cara y promueve las armas nucleares», lo que impide construir un sistema eléctrico «100 por cien limpio y renovable». Asimismo, afirman que el cementerio es una «excusa» para alargar la vida de las centrales nucleares, y aseguraron que es un proceso «antidemocrático, sin consenso social, ni territorial, ni político».

   En el acto de hoy, con el lema ‘Todos contra el cementerio: digamos basta a las nucleares’, se repartieron caretas protectoras como si fueran máscaras anticontaminación, y consistió en la recreación de una explosión en una central nuclear.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés