El Ayuntamiento recoge en un mes más de mil kilos de aceite en los contenedores instalados en el municipio

En concreto, han sido 1.158 kilos los depositados por los vecinos en los 16 contenedores desplegados por todo el municipio, una cifra que el concejal de Medio Ambiente, Carlos Arteche, considera «muy importante» y que «refleja la buena respuesta ciudadana y el alto grado de concienciación y sensibilización de los vecinos a esta iniciativa impulsada desde el Ayuntamiento».

   Para Arteche, la puesta en marcha de este servicio supone «dar nuevos pasos en la implantación de medidas sostenibles, de conservación y respeto de nuestro entorno más cercano, además de ser una forma de contribuir a la preservación del medio ambiente».

   De los 16 puntos, el que más aceite desechado ha recogido ha sido el ubicado en la calle La Industria número 102, con 130 litros; seguido del localizado en la calle San José, con 97 litros. En ambos casos se trata de zonas con un alto grado de concentración demográfica, ha destacado el Ayuntamiento en un comunicado.

   En el resto de contenedores, las cantidades depositadas oscilan entre los 44 litros, la que menos, y los 94,5 litros.

   El servicio es totalmente gratuito y se presta gracias a un convenio entre el Ayuntamiento y la empresa RAFRINOR. En principio, la frecuencia de la retirada del aceite por parte de la empresa se efectúa una vez al mes, aunque dependiendo de las necesidades del servicio se podrá hacer más días.

   El único requisito a tener en cuenta es que el aceite se entregue en un recipiente debidamente cerrado, que no podrá exceder de tres litros de capacidad. Es recomendable que el envase sea de plástico para que así se aproveche el reciclaje del mismo.

   Arteche indicó que con esta iniciativa se trata de acercar el punto limpio a los vecinos, que, al menos en el caso del aceite vegetal, no se ven obligados a desplazarse para depositarlo.

   Según el concejal, los vecinos del municipio tienen una «gran sensibilidad» hacia reciclaje, por lo que les animó a seguir en esa línea, al tiempo que recordó que en el caso de materiales grandes o muy voluminosos utilicen las instalaciones del punto limpio.

   Desde el Ayuntamiento se ha destacado que Astillero es una localidad pionera en este ámbito, ya que en el año 2000 implantó un programa para la recogida selectiva de residuos urbanos y el reciclaje de envases. Asimismo, fue en 1997 el primer municipio de Cantabria en disponer de un punto limpio.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés