Más de la mitad de los españoles considera que gestionar correctamente los residuos es una prioridad para proteger el medio ambiente

Según el último Eurobarómetro, el 54 por ciento de los españoles considera que gestionar correctamente los desechos es una prioridad para proteger el medio ambiente. Y, en este sentido, el 38 por ciento, siete puntos más que la media europea, entiende que la información medioambiental constituye la segunda herramienta más efectiva, sólo superada por la elevación de las sanciones.

Cada vez son más los ciudadanos que separan sus residuos y los depositan en los contenedores adecuados para propiciar su posterior recuperación. Así lo asegura la Comisión Europea tras los resultados del sondeo de opinión titulado “Las actitudes de los ciudadanos europeos hacia el medio ambiente”, manifestando al respecto que, en el caso de España, el porcentaje de personas que facilitan la clasificación de las distintas fracciones de material que conforman la basura asciende a un 74 por ciento, situándose por encima de la media europea, posicionada en un 72 por ciento.

Según el último Eurobarómetro, el 54 por ciento de los españoles considera que gestionar correctamente los desechos es una prioridad para proteger el medio ambiente. Y, en este sentido, el 38 por ciento, siete puntos más que la media europea, entiende que la información medioambiental constituye la segunda herramienta más efectiva, sólo superada por la elevación de las sanciones.

LA IMPORTANCIA DE LA INFORMACIÓN

- Advertisement -

Al igual que Sogama, los sistemas integrados de gestión en España dedican una buena parte de su presupuesto a actividades informativas y formativas a través de las cuales explican a la población la importancia que tiene la adecuada gestión de los residuos, motivándoles a poner en práctica el principio europeo de las tres erres, y que pasa por prevenir y reducir la producción; por fomentar la reutilización mediante el máximo aprovechamiento de los productos; y por posibilitar el reciclaje a través de la correcta segregación de los desechos en origen y posterior depósito de los mismos en los contenedores adecuados.

En este sentido, se insiste en que el amarillo se destina a acoger los envases de plástico, latas y briks; que el azul se reserva para los envases de cartón y papel; que el iglú verde aglutina los de vidrio; que hay un contenedor específico para pilas y baterías, así como un recipiente convencional para el residuo en masa y no reciclable, que la Sociedade Galega do Medio Ambiente, a través de un proceso industrial absolutamente respetuoso con el entorno y la salud pública, convierte en energía eléctrica.

PILAS Y BATERÍAS, A LA CABEZA

Según Recyclia, la mayor plataforma de recogida selectiva y gestión de residuos eléctricos y electrónicos (RAEE) y pilas usadas del país, en la que están integradas cuatro Fundaciones Medioambientales de peso tales como Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Tragamóvil, cabría destacar la importancia que nuestro país concede al reciclado de pilas y baterías, superando en 10 puntos los objetivos de obligado cumplimiento marcados a nivel comunitario (recogida del 25 por ciento de las puestas a la venta).

Y como ejemplo decir que sólo en la Vuelta a España 2014, en la que también estuvo presente, por parte de Galicia, la campaña “Separemos ben, reciclaremos mellor”, promovida por la Consellería de Medio Ambiente y Sogama, contando con el apoyo de distintos sistemas integrados de gestión, se recogieron media tonelada de pilas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés