Asturias, los consumidores tildan de «fraude» el plan autonómico de residuos que defiende la incineradora

La organización ha denunciado el empecinamiento mostrado desde hace años por la Consejería de Medio Ambiente y COGERSA en construir una incineradora de residuos domiciliarios, que implicaría «perjudicar las políticas de reducción, reutilización y reciclaje

La Unión de Consumidores ha tachado de «fraude» la propuesta de Plan de Residuos autonómico que defiende la implantación de la incineradora de Serín. Su carestía, el aumento de la fracción resto en comparación con una adecuada política de separación y la contaminación son algunos de los argumentos empleados para rechazar este proyecto.

La organización ha denunciado el empecinamiento mostrado desde hace años por la Consejería de Medio Ambiente y COGERSA en construir una incineradora de residuos domiciliarios, que implicaría «perjudicar las políticas de reducción, reutilización y reciclaje; destruir ingentes cantidades de materias primas; desanimar la colaboración de la ciudadanía en la recogida selectiva; aumentar los riesgos para la salud; acelerar el cambio climático y multiplicar hasta por 5 las tasas que pagamos los ciudadanos por la gestión de las basuras».

La Unión ha recordado que estamos «ante una disyuntiva -gestión sostenible o incineración- que va a determinar el tratamiento de los residuos en los próximos 30-40 años en Asturias, desde la Unión de Consumidores exigimos la retirada del Plan de Residuos elaborado por la Consejería de Medio Ambiente por apostar por la incineración de la mayor parte de los residuos domiciliarios, al tiempo que demandamos la elaboración de un Plan para la Gestión Sostenible partiendo de los dos presupuestos siguientes». Plantea, por tanto, «cumplir con el principio de legalidad en materia de gestión de residuos domiciliarios, y descartar «la incineración y apostar por formas de tratamiento de los residuos contrastadas, basadas en la reducción, la reutilización y el reciclaje».

- Advertisement -

Ha calculado que «mientras la incineración necesitaría un vertedero de residuos tóxicos y peligrosos para acoger unas 135.000 toneladas de cenizas y escorias al año,un tratamiento basado en la valorización material (reciclaje y compostaje) generaría, como media al año, una tercera parte de dicha cantidad, unas 50.000 toneladas de fracción resto o residuos no aprovechables».

Ha criticado» la nula fiabilidad y transparencia en los datos de Ecoembes sobre la recogida selectiva y el reciclaje de envases. No puede ser que los envasadores sean los queelaboren a su medida los datos y se los auditen ellos mismos». «Los residuos de envases recuperados en contenedores supondrían un escaso 10% del total de la basura que producimos y apenas llegarían al 25% de los envases generados (Datos INE, 2012) ¡cuando la legislación establece porcentajes de reciclaje de envases entre el 55% y 80%!», ha añadido.

«Un ejemplo de que las cosas se pueden hacer de otra manera lo tenemos en el caso de Navarra, comunidad uniprovincial como Asturias, con 400.000 habitantes menos, que recupera y recicla el 38% de sus residuos de envases, 13 puntos más que Asturias. Navarra acaba renunciar a la construcción de la incineradora que tenia prevista», ha concluido la nota.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés