Bridgestone Hispania recicla en la planta de Basauri el 40% de sus residuos y en Usánsolo el 100%

La compañía japonesa, dedicada a la fabricación de neumáticos y productos derivados del caucho, está inmersa en el programa medioambiental denominado ZW Landfill, una iniciativa que pretende sustituir las vías de eliminación de residuos mediante vertedero, por otros sistemas de gestión como la reutilización, reciclado, valorización material y/o valorización energética.

Bridgestone Hispania recicla en la planta de Basauri el 40% de sus residuos productivos y en la fábrica de Usánsolo se han conseguido valorizar el 100% de los residuos.

La compañía japonesa, dedicada a la fabricación de neumáticos y productos derivados del caucho, está inmersa en el programa medioambiental denominado ZW Landfill, una iniciativa que pretende sustituir las vías de eliminación de residuos mediante vertedero, por otros sistemas de gestión como la reutilización, reciclado, valorización material y/o valorización energética.

Para Bridgestone Hispania, la promoción del desarrollo sostenible es «uno de los pilares fundamentales de su política de Responsabilidad Social Corporativa» y, como parte de este compromiso, las plantas de Usansolo y Basauri se han involucrado en el proyecto medioambiental corporativo ZW Landfill, cuyo objetivo es sustituir las vías de eliminación de residuos mediante vertedero, por otros

- Advertisement -

«Con ello garantizaremos, en todos los casos, maximizar la recuperación y la valorización de residuos, dar importancia a nuestros recursos naturales y respetar el entorno», según el director general de la planta de Bridgestone en Basauri y Usansolo, Gorka Díez, para indicar que, en concreto, «en la fábrica de Usansolo actualmente se recicla o valoriza el 100% de los residuos».

Esta iniciativa sostenible se enmarca dentro de la política de RSC de Bridgestone, y da respuesta a «las inquietudes que están surgiendo en la sociedad actual y en todos los actores implicados en el sector de la automoción, por disminuir el impacto ambiental», ha explicado el responsable de la compañía.

Así, Bridgestone comenzó a trabajar en esta iniciativa en mayo de 2013 y desde entonces ha conseguido aumentar lavalorización-reciclado de residuos en un 45%.

Para lograr este porcentaje, ha instaurado nuevos flujos internos de residuos, ha estudiado nuevas opciones de gestión y ha involucrado a los empleados con diversas acciones de divulgación y formación medioambientales. Un ejemplo son las campañas de recogidas de móviles, bolígrafos y marcadores, entre otras muchas.

«Asimismo, desde el comienzo de ZW Landfill, se han iniciado nuevos proyectos con un potencial de reciclaje del 25%», Díez, para quien «el mejor residuo es el que no se genera, pero sí se crea, hay que buscar vías de valorización».

Las acciones que se han puesto en marcha están enfocadas al tratamiento de residuos peligrosos como no peligrosos, tanto de origen industrial como en urbanos. Actualmente se están tratando los trapos de aceite, pinturas, barnices o aparatos eléctricos y electrónicos o tejidos materiales, entre otros.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés