Terrassa trabajará para convertir la ciudad en una smart city

Ha anunciado que ha iniciado el proceso de adjudicación para que una empresa se encargue de «una serie de actuaciones dirigidas hacia el ahorro energético, económico y la reducción de CO2», ha apuntado Ballart.

El Ayuntamiento de Terrassa implantará el proyecto ‘Terrassa energía inteligente’ para convertir la ciudad en una ‘smart city’, ha anunciado el alcalde, Jordi Ballart, este jueves en rueda de prensa.

Ha anunciado que ha iniciado el proceso de adjudicación para que una empresa se encargue de «una serie de actuaciones dirigidas hacia el ahorro energético, económico y la reducción de CO2», ha apuntado Ballart.

La iniciativa tendrá cuatro ámbitos de actuación: el alumbrado público, eficiencia energética de los edificios públicos, generación de energía renovable y renovación de la flota del transporte público municipal.

Ballart ha explicado que se destinarán 14,5 millones de euros que no requerirán de dotación presupuestaria, sino que se cubrirá con la amortización de los 15 años de la concesión, y ha previsto que el ahorro anual en facturas será de 1,3 millones de euros.

En este sentido, el teniente de alcalde de Servicios Generales y Gobierno Abierto, Alfredo Vega, ha precisado que el 40% de los beneficios que se produjeran serían para el Ayuntamiento.

El alcalde ha calculado un ahorro de 11.791 kilovatios al año y 4.277,18 toneladas de CO2 y, entre los trabajos a realizar, ha citado el cambio de 30.000 puntos de luz de la población por tecnología LED –se destinarán 13,4 millones de euros–, intervenciones con criterios de sostenibilidad en dependencias municipales, y que se instalarán plantas fotovoltaicas para el autoconsumo en cinco escuelas y siete edificios municipales.

SUPERANDO ACUERDOS

Ha asegurado que a finales de año debería estar adjudicado el contrato y durante 2017 empezar a verse los primeros resultados –el plan abarca hasta 2020–, y ha destacado que es una iniciativa única por la envergadura en Catalunya, tras lo que ha confiado en que se convierta «en un ejemplo para el resto de municipios», y ha equiparado este proyecto al que impulsó Santander.

La ejecución de este plan superará «con creces», según Ballart, lo consensuado en las directrices del Fondo Europeo de Eficiencia y el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, que fija una reducción mínima en los ayuntamientos de 3.672 toneladas (un 20%) y que han pronosticado doblar.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca

Proyectos ALADDIN y TAB4BUILDING