Málaga incorpora en pruebas un autobús ecológico con tecnología 100% eléctrica

El vehículo carece de motor de combustión y funciona durante toda la jornada mediante la energía acumulada en sus baterías, que se recargan todas las noches y permiten trabajar durante todo el día haciendo uso de todas las funcionalidades y características de los autobuses modernos como paneles, pantallas y aire acondicionado.

La Empresa Malagueña de Transportes (EMT) incorpora en pruebas un novedoso autobús ecológico con tecnología 100 por cien eléctrica y también ha anunciado la compra de once vehículos eléctricos-híbridos.

Así lo ha anunciado este martes el alcalde, Francisco de la Torre, junto con el director general de Irizar e-mobility, Héctor Olabe, antes de iniciar un recorrido en el autobús.

Coincidiendo con la Semana de la Movilidad, De la Torre ha presentado la iniciativa de la Empresa Malagueña de Transportes, mediante la cual los malagueños probarán en distintas líneas el vehículo eléctrico fabricado por Irizar, que lo cede durante unas seis semanas, para comprobar su comportamiento en el servicio urbano de la ciudad.

El vehículo carece de motor de combustión y funciona durante toda la jornada mediante la energía acumulada en sus baterías, que se recargan todas las noches y permiten trabajar durante todo el día haciendo uso de todas las funcionalidades y características de los autobuses modernos como paneles, pantallas y aire acondicionado.

El exterior e interior del vehículo es igual que el resto de los nuevos autobuses que circulan por la ciudad, salvo por el hecho de que se mueve de forma totalmente silenciosa.

La reputación de la EMT de Málaga, «como referente tecnológico en el sector con sus más de 16 años apostando por nuevas tecnologías y la incorporación de las mismas al mundo del transporte de viajeros», ha sido pieza clave para la decisión de fabricante en elegir a Málaga como una de las primeras ciudades para mostrar lo que «puede ser el futuro de los autobuses en las ciudades».

De la Torre ha detallado que se trata del primer autobús estándar de 12 metros 100 por cien eléctrico que presta servicio en la ciudad, destacando «el compromiso» de la EMT con la innovación y la movilidad, además de la sostenibilidad ambiental.

VEHÍCULO

El nuevo autobús de cero emisiones es, en su interior y su exterior, igual a los autobuses de última generación que se pueden ver en la ciudad. Esto supone «un gran salto cualitativo», ya que hasta la fecha los autobuses eléctricos que se habían presentado eran más pequeños debido al menor rendimiento de las baterías y el espacio utilizado para albergar las mismas.

Donde se nota la diferencia es el silencio de marcha que, en las ocasiones en las que no se encuentra el sistema de aire acondicionado encendido, permite escuchar el ruido aerodinámico que produce el viento al chocar con la carrocería.

El Irizar i2e monta un motor eléctrico síncrono fabricado por Siemens que desarrolla una potencia nominal de 180 kilowatios. Las baterías cuentan con una capacidad de 376 kilowatios y ofrecen una autonomía de entre 200 y 250 kilómetros, permitiendo al autobús circular entre 14 y 16 horas.

Al respecto, De la Torre ha dicho que es una de las líneas «para que las ciudades colaboremos en la lucha contra el cambio climático y a favor de la movilidad sostenibles». La recarga completa necesita entre cinco-siete horas a intensidades de entre 125 a 200 amperios, ha explicado el alcalde.

«Nos interesa mucho el vehículo eléctrico que va a ser probado en la línea 20 y en otras, porque la idea del metrobús, que hemos hablado como fórmula complementaria al metro, es justamente en vehículos eléctricos», ha detallado.

Desde el Consistorio han destacado que «con esta compra, así como con la prueba en línea de buses 100 por ciento eléctricos, el Ayuntamiento da un paso decisivo hacia la solución metrobús».

«Una solución que gracias a las plataformas reservadas, a la semaforización preferente, así como al sistema de pago con pre-embarque, harán el sistema tan rápido y eficiente como los sistemas tranviarios, alcanzando la misma velocidad comercial», han agregado.

El Ayuntamiento ha propuesto las dos primeras soluciones metrobús para dos destinos concretos: el trazado hacia el Norte, alcanzando el estadio de la Rosaleda, dando cobertura delantera al hospital Civil y al Materno infantil, así como una segunda solución, que sería el metrobús al PTA, desde la estación de metro Andalucía Tech hasta la tecnópolis.

COMPRA DE AUTOBUSES

Por otro lado, la EMT cuenta desde 2015 con cuatro autobuses eléctricos-híbridos (tres de la marca Volvo y uno de la marca Iveco) que han demostrado su solvencia para el desarrollo de la actividad en una ciudad con unas características orográficas especiales así como un clima muy exigente con este tipo de autobuses.

Los autobuses híbridos presentan una clara ventaja con respecto a los autobuses convencionales del transporte urbano, ya que su máxima eficiencia se produce en las paradas, aprovechando la energía de frenada para cargar las baterías e iniciando la marcha con la ayuda del motor eléctrico, precisamente cuando los motores de combustión son menos eficientes.

Este tipo de vehículos consiguen reducir el consumo y emisión de gases contaminantes en más de un 30 por ciento al contar con motores diesel más pequeños complementados con los motores eléctricos.

El Ayuntamiento de Málaga va a proceder a la adquisición de once nuevos autobuses eléctricos-híbridos por un importe cercano a los cuatro millones de euros para lo cual se convocará un concurso público antes de final de año.

MOVILIDAD SOSTENIBLE

Por otro lado, han destacado que la EMT ha apostado por la sostenibilidad en el transporte público, por lo que fruto de su fuerte compromiso con el medioambiente, ha llevado a cabo iniciativas pioneras en España para demostrar la viabilidad de las novedades y su aplicación al transporte urbano de viajeros.

En este sentido, han recordado que fue la primera empresa de transporte urbano de España que realizó pruebas con biodiesel en el año 2004, siendo también la primera que utilizó biodiesel en el 100 por cien de la flota; además, adquirió en 2003 el primer autobús fabricado por Iveco alimentado con Gas Natural Comprimido al que le siguieron tres autobuses más en los siguientes años.

También en 2008 compró un microbús 100 por cien eléctrico que permitió aprender de las nuevas tecnologías de movilidad totalmente eléctrica aplicadas al transporte de viajeros. En 2013 formó parte del Proyecto Victoria para el desarrollo de un autobús 100 por ciento eléctrico con carga mediante inducción tanto en las paradas como en parte del recorrido.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés