Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Potenciaran el consumo responsable en Barcelona

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha explicado este lunes en rueda de prensa que el plan pretende expandir una nueva cultura del consumo y promover el consumo responsable: «El modelo económico especulativo se aleja de la economía real y genera desigualdades insostenibles en términos ambientales, energéticos y sociales».

El Ayuntamiento de Barcelona invertirá 4,35 millones de euros hasta 2019 en promover el consumo responsable en la ciudad, para lo cual ha elaborado la Estrategia de impulso del Consumo Responsable, con más de 80 medidas para los próximos tres años.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha explicado este lunes en rueda de prensa que el plan pretende expandir una nueva cultura del consumo y promover el consumo responsable: «El modelo económico especulativo se aleja de la economía real y genera desigualdades insostenibles en términos ambientales, energéticos y sociales».

Pisarello ha dicho que el plan se ha consensuado con todos los grupos municipales y que es una estrategia «transversal» con varios objetivos: difundir los valores y prácticas vinculadas al consumo responsable, introducir regulaciones en las políticas del Ayuntamiento, e impulsar el comercio local y de proximidad y también la economía social y solidaria.

«Es una oportunidad para tener una ciudad más saludable, más amable, donde se pueda generar ocupación de calidad y reforzar el comercio local y de proximidad», y ha añadido que el consistorio evaluará las medidas que se implementarán.

MEDIDAS

El comisionado de Economía Social, Solidaria y Consumo del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Via, ha destacado que el consistorio tendrá una «política de subvenciones específica para el fomento del consumo responsable», por lo que se introducirán criterios de contratación en relación a áreas como el etiquetaje y los sellos de calidad.

Via ha explicado que la estrategia afecta a varios ámbitos temáticos, entre los que destacan la alimentación, la prevención de residuos, la energía, el agua, la movilidad, la educación, la cultura, la vivienda y los servicios financieros, y que se deberá abordar con una «mirada global».

Algunas acciones del plan son reducir el malgasto alimentario, promocionar el consumo de productos ecológicos y de proximidad, fomentar los huertos urbanos, crear un operador energético municipal y un plan piloto para crear una moneda local.

También se creará un nuevo espacio de formación y asesoramiento en consumo responsable en la Oficina Municipal d’Informació al Consumidor (Omic), se apoyará la creación de empresas cooperativas de servicios y productos vinculados al consumo responsable y se elaborarán planes de empleo en este área, entre otras medidas.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés