Un nuevo decreto conllevará la perdida de biodiversidad e incremento de la erosión en Castilla y León

Además el borrador de Decreto no tiene en consideración el Plan Nacional de Actuaciones Prioritarias de Restauración Hidrológico-Forestal ni el Programa de Acción Nacional contra la Desertificación.

Este Decreto no garantiza la protección de la biodiversidad de las superficies forestales, omite los problemas de erosión y el riesgo de desertificación de ciertas comarcas, e ignora el paisaje y la obligación del protección del Patrimonio Natural o Cultural como establecen otras leyes sectoriales. En relación al cambio climático la JCyL no ha evaluado las consecuencias de este Decreto, por cuanto se elimina superficie forestal que es sumidero de CO2.

La edafología, o ciencia del suelo, desaconseja la puesta en cultivo de terrenos de pendientes mayores del 10 %, (el borrador lo autoriza para pendientes de hasta el 15 %, e incluso para pendientes mayores con ciertas condiciones) porque incrementa gravemente la erosión y los arrastres de nutrientes con el correspondiente daño a las infraestructuras viarias, colmatación de cauces y embalses, perdida de fertilidad, etc. Además el borrador de Decreto no tiene en consideración el Plan Nacional de Actuaciones Prioritarias de Restauración Hidrológico-Forestal ni el Programa de Acción Nacional contra la Desertificación.

Es esclarecedor el estudio “Inventario Nacional de Erosión de Suelos 2002-2012 de la provincia de Burgos” del MAPAMA, según el cual en cultivos con pendientes de entre 10 % – 20 % se pierden 23.97 toneladas/hectárea año y 9,42 t/ha si la pendiente es del 5 % – 10 %. Ambas cifras son insostenibles agronómicamente y están muy alejadas de las 1,25 t/ha año que se pierden en terrenos cubiertos de vegetación natural no arbórea con pendientes entre el 10-20%. Todo un despropósito subvencionado con el dinero de todos, de la PAC.

- Advertisement -

Según los propios datos de la JCyL, Castilla y León ha registrado un incremento del 6% de la superficie forestal actual en los últimos 30 años, del que dos tercios aproximadamente corresponden a forestaciones artificiales pagadas con dinero público, en su mayoría proveniente de Fondos FEADER y de la PAC con objetivos ambientales. Ecologistas en Acción observa que muchas de estas reforestaciones podrían ahora revertir a terrenos agrícolas con este borrador de Decreto sin suponer la devolución de las subvenciones si ya han trascurrido 20 años.

En cuanto a biodiversidad destacamos que los enclavados de vegetación natural en ambientes agrícolas se van a poder eliminar con facilidad a pesar de que son el hábitat y refugio de numerosas especies silvestres. Entre las especies amenazadas tenemos al sisón o la alondra ricotí, ambas sin plan de conservación y por lo tanto sin protección frente a su posible roturación fuera de la Red Natura y Espacios Protegidos.

Tal amenaza afecta también a especies cinegéticas como la perdiz y la tórtola común, que están en grave declive por la destrucción de su hábitats. Algo que el borrador ni nombra, a pesar de los discursos en favor de la caza de la Junta de CyL.

Para más información: Ecologistas en accion

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés