Los valencianos ‘apuestan’ por el uso de la bicicleta

Los valencianos son los más satisfechos con las condiciones para usar la bicicleta en su ciudad y le dan un notable, según los datos de una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Además de la «extensa» red ciclista, los valencianos encuestados valoran positivamente el sistema público de alquiler y los aparcamientos específicos disponibles. Entre los aspectos mejorables citan facilitar aún más la intermodalidad de la bici con el transporte público y ponen de manifiesto una «cierta conflictividad» entre los usuarios de patinetes y los ciclistas.

La OCU considera que el Ayuntamiento de València debe seguir impulsando el uso de la bicicleta como un medio de transporte limpio, barato y sostenible, que además reduce el riesgo de contagio por coronavirus, ampliando la red ciclista a otros barrios de la capital, según ha informado la organización en un comunicado.

La satisfacción de los valencianos con las condiciones para usar la bicicleta es la más alta entre las diez ciudades analizadas; sobre todo en lo que se refiere al servicio público de alquiler de bicis, los aparcamientos específicos disponibles y la red de vías ciclistas. De hecho, un 30% de los valencianos que participaron en la encuesta coge este vehículo al menos una vez por semana (el porcentaje más alto junto con Sevilla) y de ellos un 8% la usa casi todos los días en sus desplazamientos.

Carriles bici

En lo que respecta a las infraestructuras ciclistas, los residentes en València disfrutan de 0,15 km de carril bici por cada kilómetro de vía pública abierta al tráfico, una ratio que está entre las más altas de las ciudades analizadas, lo mismo que la ratio de bicicletas públicas de alquiler (35 por cada 10.000 habitantes) y la significativa cantidad de sistemas de aparcamiento seguros: más de 18.000.

Los resultados de la encuesta muestran grandes diferencias entre ciudades. Así, València encabeza la clasificación, con un notable (71 sobre 100 puntos), pero también son positivas las valoraciones para Sevilla, Barcelona y Palma de Mallorca. A la cola está Madrid, que suspende con un 47 sobre 100. La capital es también la ciudad con un porcentaje más bajo de ciclistas habituales con un 14%, menos de la mitad de los la utilizan en Valencia o Sevilla.

Asimismo, la organización destaca las «enormes diferencias» en el número de kilómetros de carril bici disponibles entre las distintas ciudades, entendiendo como carril bici una vía ciclista «protegida y separada» del resto del tráfico. Madrid solo tiene un kilómetro de carril bici por cada 100 de vía pública abierta al tráfico; mientras que en ciudades como Bilbao, Sevilla, València y Barcelona la ratio es de 15.

Sevillanos y valencianos son los más satisfechos entre los encuestados no solo por la extensión y calidad de sus carriles bici sino también por la presencia de aparcamientos específicos para asegurar la bicicleta o el sistema público de alquiler, que tiene una ratio de 35 bicis por cada 10.000 habitantes (cinco veces más que Madrid).

La OCU, que promueve el uso de este vehículo con su campaña ‘Cámbiate al verde’, revela que un 22% de quienes no utilizan la bicicleta en la ciudad lo haría si hubiera infraestructuras suficientes, incluyendo aparcamientos seguros, ya que al 29% de los encuestados les han robado una bicicleta en los últimos cinco años. Un 64% de los encuestados está de acuerdo en la afirmación de que el ayuntamiento de su ciudad debería instalar más vías ciclistas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés