AENOR lanza la versión en castellano del nuevo manual de evaluación de huella hídrica de Water Footprint Network

Contiene el estándar mundial para la evaluación de la huella hídrica tal como ha sido desarrollado y mantenido por la Red de la Huella Hídrica (Water Footprint Network-WFN).
  • Con este manual se pretende mejorar la metodología de la huella hídrica para servir mejor a los distintos objetivos que plantean los diferentes sectores de la sociedad.

AENOR distribuye el nuevo Manual de Evaluación de la Huella Hídrica traducido al castellano y elaborado por Water Footprint Network, comunidad internacional dedicada a la sostenibilidad, equidad y eficiencia en el uso del agua, con el que se pretende mejorar la metodología de cálculo de la huella hídrica para servir mejor a los distintos objetivos que plantean los diferentes sectores de la sociedad, al mismo tiempo que se esfuerzan por alcanzar la coherencia, la consistencia y el rigor científico.

El agua es un recurso escaso y en determinadas actividades y zonas del mundo su escasez es una amenaza. Por ello hay una concienciación cada vez mayor sobre la necesidad de mejorar su gestión. Para poder llevarlo a cabo es fundamental conocer con minuciosidad cuánta agua es necesaria para la producción de un producto o la prestación de un servicio.

Este manual, que puede descargarse gratuitamente desde la web de AENOR, contiene un estándar mundial para la evaluación de la huella hídrica tal como ha sido desarrollado y mantenido por la Red de la Huella Hídrica (Water Footprint Network-WFN). Incluye un amplio repertorio de definiciones y métodos para la contabilidad de la huella hídrica. Se muestra cómo se calcula para procesos individuales y productos, así como para consumidores, naciones y empresas. Además, incluye los métodos para el análisis de sostenibilidad de la huella hídrica y una serie de opciones de respuesta.

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​El objetivo de la evaluación de la huella hídrica es analizar cómo las actividades humanas o los productores específicos se relacionan con los problemas de la escasez de agua y de su contaminación y estudiar cómo, tanto las actividades como los productos, pueden llegar a ser más sostenibles desde un punto de vista hídrico. Por tanto, el cálculo de la huella hídrica es también una óptima herramienta para informar a quienes toman decisiones en el sector, las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de sus impactos ambientales potenciales relacionados con el agua.

- Advertisement -

Esta información requiere que sea de suficiente consistencia. Debe generarse confianza en su reporte y gestión. De ahí la relevancia de la verificación de la huella hídrica, como la que realiza AENOR, cuyo objetivo es facilitar a las partes interesadas un juicio profesional e independiente acerca de la información y datos aportados respecto a ella y siempre bajo el esquema elegido.

Existen distintos esquemas de referencia para el cálculo y gestión de la Huella Hídrica, como la ISO 14046 o el esquema Water Footprint Network. Mientras el primero se centra en la cuantificación del agua consumida, el segundo de los indicados, de manera adicional, evalúan también los impactos ambientales asociados. Todo ello bajo un enfoque de análisis del ciclo de vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés