El Ayuntamiento cambiará unos 1.200 contenedores verdes y azules y renovará vehículos para menos ruidos

Según ha explicado este jueves la concejala de Medio Ambiente, Concha Arribas, el contrato para recogida de residuos, en vigor desde el año 2003, «vence al acabar el mes de septiembre y, además, en todo este tiempo, la situación ha evolucionado mucho».

   Se ha optado por la prórroga «porque estamos contentos con el desarrollo del trabajo», a lo que ha sumado que «se busca mejorar la calidad, el control y los resultados», lo que se logrará «con mejoras ambientales y del servicio, reducción de costes y mantenimiento de la plantilla».

   Una de las primeras novedades que se verá en la calle será el cambio de la imagen de Logroño Limpio, que variará del verde actual al azul azulete, tanto en logos, como en los vehículos y hasta en la uniformación del personal.

   A ello se suma, según ha destacado la edil, que se van a renovar los vehículos para una menor emisión de ruidos, aunque ha especificado que «no va a ser una recogida silenciosa del todo», puesto que los contenedores van a seguir siendo metálicos «para evitar situaciones de vandalismo».

- Advertisement -

   Además, habrá menores emisiones atmosféricas, ya que los vehículos usarán biodiesel como combustible «y, en definitiva, como consecuencia de las mejoras introducidas, se realizarán menos viajes de los camiones recolectores, lo que también conlleva ahorro energético y menos emisiones».

   En cuanto a la prestación del servicio, Arribas ha resaltado que se va a aumentar en una unidad -de 9 a 10- los camiones recolectores de carga lateral, «y cinco de ellos serán de capacidad superior a la actual, pasando de 26 a 32 toneladas».

   También se ampliará en un camión recolector de carga trasera para situaciones especiales, como el Casco Antiguo o el mercado, con lo que se contará con tres vehículos de este tipo. En general, los vehículos recolectores estarán «mejor adaptados a las necesidades reales de la ciudad, con una flota que incrementa su capacidad un 25 por ciento».

   Arribas ha incidido del mismo modo en la renovación de la maquinaria, «que se renueva en su práctica totalidad», a excepción de una cisterna de baldeo, el ecobús y un quitanieves, y en que, por otro lado, se va a dotar de un compactador de residuos al Parque de Limpieza.

   En el caso de los contenedores, en este momento hay en la ciudad unos 1.000 de residuos orgánicos, es decir, los de color verde, que se van a renovar en su totalidad. Además, se renovarán en torno al 50 por ciento de los contenedores azules -de papel y cartón-, con lo que se cambiarán más de 200 -en total, existen 450 de este tipo-.

   La plantilla se va a mantener, «y aunque oscilan de acuerdo con la estacionalidad», pero que suele situarse entre las 200 y las 250 personas. La participación ciudadana será un pilar básico en esta prórroga, con renovación de la web www.logrolimpio.com, mantenimiento del teléfono gratuito de información y campañas de sensibilización.

   Por último, tanto Arribas como el gerente de Logroño Limpio, José Luis Hernández, se han referido a las mejoras económicas que supone la prórroga. Este contrato forma parte del contrato general de limpieza, que, en conjunto, asciende a 12 millones, de los que 3 corresponden a la recogida de residuos.

   La concejala ha señalado que, entre los ahorros conseguidos está el aplazamiento de la amortizaciones por el Parque Municipal de Limpieza, por lo que se han dejado de pagar en 2010 y 2011 unos 400.000 euros, que se pagarán a partir de 2012 durante ocho años, a 50.000 euros por año.

   A ello se une, como una de las contraprestaciones por la prórroga del contrato, que se ha eliminado el pago del IPC en los años 2010 y 2011, con lo que se han dejado de pagar otros 420.000 euros en todo este periodo. «Se mantiene el equilibrio en el contrato», ha finalizado la concejala.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés