Actualizar

domingo, febrero 5, 2023

Entrevista a Joan Nogué, Director del Observatorio del Paisaje de Cataluña

1. En primer lugar, aunque lleváis mucho tiempo, nos gustaría que nos contarais, por si algún lector no os conociera, cómo surge y qué objetivos tiene el Observatori del Paisatge y, también, en qué está trabajando actualmente el Observatori.

El Observatori del Paisatge es el resultado de una progresiva concienciación social sobre el deterioro de nuestros paisajes. En su origen, es una iniciativa de la sociedad civil: en un momento determinado varias entidades deciden dar un paso y entran en contacto con la administración para llevar a cabo esta iniciativa de manera conjunta.

El Observatori del Paisatge, que se organiza en forma de consorcio, es una entidad de asesoramiento de la administración y de concienciación de la sociedad en general en materia de paisaje. Una de sus principales funciones es la elaboración de los catálogos de paisaje de Cataluña, un instrumento que incorpora paisaje en la ordenación del territorio y un elemento clave para facilitar la conexión entre el planeamiento territorial y el urbanístico en lo referente a la implementación de políticas de paisaje. Los catálogos definen líneas estratégicas y directrices concretas que pueden contribuir a mejorar la calidad de los paisajes de Cataluña y, en definitiva, la calidad de vida de sus ciudadanos. Representan, por otra parte, un poderoso instrumento de sensibilización y educación y tendrán en el futuro inmediato un papel relevante en el incremento de la conciencia ciudadana en relación con el paisaje. Actualmente hay cuatro catálogos aprobados (Terres de Lleida, Camp de Tarragona, Terres de l’Ebre y Comarques Gironines) y ahora estamos trabajando para finalizar los otros tres (Regió Metropolitana de Barcelona, Comarques Centrals y Alt Pirineu i Aran) antes del mes de julio.

En relación con otras muchas actividades que desarrolla el Observatori, me gustaría destacar cuatro proyectos:

El primero, la publicación dentro de pocas semanas del quinto libro de la colección del Observatori. Me refiero a una magna obra sobre paisaje y educación, resultado del seminario internacional que, bajo el mismo título, se celebró en Barcelona el mes de noviembre de 2009.

El segundo es el proyecto “Wikipedra” (www.catpaisatge.net/wikipedra). Se trata de un portal web 2.0 sobre el patrimonio de las barracas de piedra en seco en Catalunya desarrollado por el Observatori con la colaboración de la “Obra Social de CatalunyaCaixa” y entidades locales que se dedican al inventario y restauración de este patrimonio tan singular que configura la mayoría de los paisajes rurales de Cataluña y que se presentó este pasado 5 de abril. Esta web permite informarse sobre la localización y características de las barracas inventariadas, conocer qué paisajes tienen más construcciones de este tipo y también ofrece la posibilidad de que la gente participe introduciendo otras barracas que encuentre en el territorio.

El tercer proyecto es el de “Paisaje sonoro y territorios intangibles” realizado por el Grup PaisatgesonorUB del Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona. En este caso el Observatorio aloja la página web del mencionado proyecto que tiene como objetivo conocer cuáles y cómo son los paisajes sonoros de Cataluña y que en pocas semanas se presentará.

Por último, otro proyecto que nos hace especial ilusión es la colaboración con el Consejo de Europa en la creación del Sistema de información del Convenio Europeo del Paisaje (ELCIS). El Observatori colabora en este proyecto desde enero de 2009, formando parte de un grupo de trabajo del Consejo de Europa para la creación de este instrumento que permitirá seguir muy de cerca la aplicación de dicho Convenio. El sistema se basa en una potente base de datos alimentada por los mismos estados, regiones y autoridades locales europeas. Esta base de datos contendrá información sobre las políticas de paisaje que se están implementando en los respectivos estados y regiones europeos. Una vez en funcionamiento, el sistema permitirá a las instituciones, entidades, profesionales, universidades y a todo el público en general acceder a la principal información y experiencias de protección, gestión y ordenación del paisaje en Europa, facilitando el intercambio y la cooperación interestatal e interregional en la aplicación del Convenio Europeo del Paisaje.

   2. Vuestra organización ha desarrollado numerosos instrumentos como las Cartas, los Catálogos y las Directrices de Paisaje o los Objetivos de Calidad Paisajística, con los que la sociedad catalana no contaba anteriormente, de qué manera crees que valora la sociedad catalana esta aportación.

Desde sus inicios, el Observatori ha tenido una gran complicidad con las entidades que están vinculadas con el territorio, hasta el punto que muchas de estas entidades se han incorporado a nuestros consejos Rector y Asesor. Esta complicidad se manifiesta, por ejemplo, en los catálogos de paisaje, en los que la participación ha tenido un papel muy importante: más de 5000 personas, con nombres y apellidos, han aportado su punto de vista y sus propuestas para la mejora del paisaje. En este sentido, creo que la gente valora especialmente que se la tome en cuenta, y más en una temática tan transversal como es el paisaje.

   3. ¿Percibes que esta nueva forma de aproximarse al territorio, de tratarlo y tratarse con él, puede generar algún cambio en la sociedad, por muy tímido que sea y de qué tipo? Nos gustaría a este respecto que nos contaras desde tu experiencia si consideras que se ha avanzado en el camino hacia una nueva cultura del territorio y en donde han encontrado sus grandes aliados y en donde tus más acérrimos enemigos.

Los cambios en la manera como la sociedad interacciona con el territorio son lentos y muy complicados de percibir a corto plazo. A pesar de ello, sí he percibido que a lo largo de estos últimos años el paisaje va ‘penetrando’ en las agendas políticas, sociales y culturales, e incluso económicas. La gente es cada vez más consciente del valor del paisaje y reacciona –a veces de manera indignada- cuando se degrada su entorno inmediato, sus paisajes referenciales, y más cuando no ha sido consultada, lo que sucede a menudo.

En este sentido, nuestro trabajo consiste en seguir sensibilizando a la población y a la administración mediante la publicación de libros, la organización de seminarios, la difusión de todo tipo de información relacionada con el paisaje, asesorando a entidades y, sobre todo, prestando especial atención a la educación. En el fondo, la cuestión del paisaje, como tantas otras, es una cuestión cultural, del nivel cultural de un país.

   4. Una de las herramientas básicas común en todos los trabajos que realizáis, sería la de participación pública, que iniciáis con cada uno de vuestras actividades; ¿consideráis que esto ha ayudado a que la población se sienta más identificada con sus paisajes? ¿Está teniendo alguna incidencia en la administraciones a través de sus políticas?

Como he comentado anteriormente, consideramos que la participación de la sociedad es indispensable en nuestras actividades. Todos sabemos que la participación pública se aplica en muchos ámbitos, pero lo que realmente es importante es que esta participación sea real, que se tomen en cuenta las aportaciones de la sociedad y que las personas y entidades que participen se vean correspondidas, es decir, que sepan que su aportación ha sido útil y que vean cómo se ha incluido en el documento final. Considero que, si se realiza de esta manera, la gente se involucra más en estos procesos.

   5. En el momento actual, ¿qué ha supuesto el Premio Territori de la SCOT (Societat Catalana d’Ordenació del Territori) por el Catálogo del Paisaje de las Comarques Gironines, que acabáis de recibir?

Desde luego nos ha satisfecho muchísimo que se reconozca con este premio no sólo al Catálogo de paisaje de las Comarques Gironines, sino el instrumento en si. Indirectamente se está premiando al conjunto de los siete catálogos de paisaje de Cataluña. Desarrollar y aplicar este instrumento ha supuesto muchísimas horas de trabajo de muchísima gente: académicos e investigadores, profesionales, expertos y, por supuesto, la propia sociedad civil. Este Premio nos ha renovado las fuerzas para seguir trabajando en la misma línea de estos últimos seis años, e incluso con más ímpetu.

   6. Desde vuestra experiencia, y una pregunta que nos gusta hacer siempre desde la Plataforma a los diferentes expertos que entrevistamos, es qué elementos o instrumentos destacarías para fomentar la sostenibilidad de los territorios.

Todos los esfuerzos que se realicen en el campo de la sensibilización y concienciación de la sociedad son útiles para que, poco a poco, se vaya asimilando esta nueva cultura del territorio que va totalmente vinculada al desarrollo sostenible.

   7. Por último, ¿cómo se podrían generar sinergias entre instituciones y las herramientas de las que estas disponen -como la Plataforma de Sostenibilidad Urbana y Territorial del OSE- para avanzar en la generación de una nueva cultura del territorio?

El trabajo que estáis desarrollando desde la Plataforma es muy útil para generar estas sinergias de las que me hablas. El futuro –también en el ámbito de la nueva cultura del territorio- pasa por ahí: establecer puentes, sellar alianzas, unir esfuerzos, resaltar complementariedades, colaborar, colaborar y colaborar.

http://www.sostenibilidad-es.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés