Greenpeace denuncia que una docena de compañías sucias intentan sabotear la acción climática

Seis escaladores de Greenpeace han sido detenidos cuando intentaban colgar una pancarta en el edificio del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, en la que se podía leer: «Escuchad a la gente, no a los contaminadores».

   En ella también se podían ver unas marionetas de tamaño natural con las que representan a las corporaciones denunciadas y que tiran con sus hilos de líderes mundiales. En concreto, han centrado sus críticas sobre el Congreso de EEUU, el presidente de la Unión Europea y el primer ministro canadiense.

   El director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, ha señalado que «la reunión que a la sombra de Durban están manteniendo esta docena de empresas debería avergonzarles». «Poner a corto plazo el beneficio privado antes de la protección de lo público es moralmente repugnante», apostillo.

   Esta protesta viene después de que haya sido lanzado el informe global de Greenpeace ‘¿Quién nos lo impide’, en el que se detalla cómo la industria emisiones de carbono dificulta el avance hacia una legislación climática eficaz.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés