Vitoria potenciará el servicio de préstamo de bicicletas

El Gobierno vasco ha asegurado que el Ayuntamiento de Vitoria podría llegar a recibir 1,3 millones de euros en ayudas del Ente Vasco de la Energía (EVE) para el servicio de préstamo de bicicletas. Asimismo, ha afirmado que el Consistorio vitoriano «disponía» de 839.000 euros, correspondientes a 2011, «que no ha acudido a cobrar puesto que aún no ha invertido nada en el servicio».

   El Ejecutivo vasco ha respondido a las declaraciones realizadas este lunes por el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, quien ha asegurado haber tomado la decisión de «adaptar» el servicio «a las cantidades reales» tras conocer que la cantidad «máxima» de subvención prevista por el Gobierno vasco en 2012 «es de tan solo 450.000 euros, menos de la mitad de lo que en su día prometieron».

   En un comunicado, el Ejecutivo autonómico ha señalado que, en la solicitud de subvención a los programas de ayudas del EVE 2011 presentada por Vitoria, el Ayuntamiento «reconoció» que le habían sido concedidas dos ayudas de 300.000 euros cada una desde el departamento de Medio Ambiente para financiar el proyecto.

   Tras analizar la solicitud, el EVE remitió en febrero la resolución por la que se le otorgó al Ayuntamiento una ayuda de 239.000 euros, que se haría efectiva con la presentación, antes del 30 de junio, de los pertinentes justificantes de gastos incurridos en 2011.

   El Gobierno vasco ha recordado que el Consistorio no ha puesto en marcha el sistema de préstamo de bicicletas, «ni siquiera de forma parcial o con un número limitado de bicicletas y anclajes», ni ha realizado «inversión o gasto alguno» que pudiera valer como justificación para cobrar la subvención concedida por el EVE. Por ello, a mediados de junio, solicitó al EVE una prórroga para la realización y justificación del proyecto que le permitiera seguir siendo beneficiario de la ayuda de 239.000 euros.

   A principios de este mes, el EVE publicó un programa dedicado exclusivamente a subvencionar actuaciones en el ámbito del transporte y la movilidad sostenible. Una de las medidas específicas consiste en ofrecer ayudas a la puesta en servicio de sistemas de préstamo de bicicletas por parte de los ayuntamientos, destinadas a subvencionar los costes de gestión y explotación de este tipo de sistemas durante los tres primeros años de funcionamiento.

   Así, el Programa 2012 establece los criterios y fórmulas para determinar las cuantías de las ayudas y fija en 450.000 euros la subvención máxima que puede recibir un beneficiario por las actuaciones contempladas en él.

   A la vista de la solicitud de prórroga del Ayuntamiento para la ayuda de 2011, «debida al retraso en los plazos previstos del proyecto», el EVE comprobó que, de concederse la prórroga de justificación hasta final de 2012, sería «incompatible» con que el Ayuntamiento se acogiera a las ayudas de 2012, al coincidir en el tiempo el «hecho subvencionable» de ambos programas.

   Por ese motivo, técnicos del EVE se pusieron en contacto con los responsables municipales antes de la publicación del programa de ayudas de 2012 y mantuvieron una reunión con ellos, en la que «se les informó de las características del nuevo Programa de ayudas y se les recomendó que renunciaran a la prórroga de la ayuda de 2011 y que presentaran solicitud de subvención al programa 2012». Según el Gobierno vasco, los responsables presentes en dicha reunión «confirmaron que seguirían las recomendaciones dadas».

VALORACIONES

   Por todo ello, el Gobierno vasco ha asegurado que «no es cierto» que la ayuda máxima posible para el proyecto de préstamo de bicicletas sea de 450.000 euros, ya que dicha cantidad «es por cada año durante los tres primeros de funcionamiento, por lo que podría alcanzar, en total, 1,3 millones de euros, siempre que el sistema funcionara durante esos tres años con un número mínimo de bicicletas y anclajes y que realizara la solicitud de ayuda, y posterior justificación, en cada uno de los años».

   Asimismo, ha negado que el departamento de Industria no tenga «voluntad» de apoyar el proyecto, y ha reivindicado «como prueba de ello» el nuevo Programa 2012 y sus «características favorables para este tipo de proyectos».

   Por otro lado, ha subrayado que «ni el Ayuntamiento de Vitoria ni ninguna otra entidad puede pretender» que el Gobierno vasco conceda ayudas «sin respetar los principios de publicidad, concurrencia y objetividad por los que debe regirse cualquier Administración en la concesión de ayudas con cargo a fondos públicos, y sin que haya una correspondencia entre los gastos incurridos por los beneficiarios y las ayudas recibidas, tanto en plazos como en cuantías».

   «Los responsables del Ayuntamiento de Vitoria han tenido en todo momento información puntual y directa del EVE en cuanto a las condiciones del programa de ayudas y a la forma de obtener las máximas cuantías de subvención para su proyecto», ha afirmado el Ejecutivo.

   Por último, ha reconocido que, «si finalmente el Ayuntamiento de Vitoria decide suspender el proyecto», el Gobierno autonómico «lo lamentará», puesto que «supone privar a la ciudadanía vitoriana de un interesante servicio y de una medida relevante para avanzar hacia una movilidad más sostenible».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Marítimo Mundial 2022

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca