Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

La UE ve la acuicultura como arma contra la sobrepesca

La comisaria de Pesca, Maria Damanaki, ha pedido este lunes a los Estados miembros mayores esfuerzos para eliminar los obstáculos que frenan el desarrollo de la acuicultura en la Unión Europea, con el objetivo de favorecer las inversiones y cooperación necesaria para impulsar un sector que, según Bruselas, puede contribuir a combatir la sobrepesca.

   «La acuicultura representa una alternativa real a la sobrepesca, porque nos gusta comer pescado y tenemos que ser sinceros con nosotros mismos: ¿Queremos importar el pescado, aceptamos la sobrepesca o podemos desarrollar nuestra acuicultura respetando el medio ambiente?», ha declarado en una rueda de prensa Damanaki.

   Así, la comisaria respondía también a las dudas que despierta la acuicultura entre algunas organizaciones ecologistas por el impacto que esta forma de producción puede tener en los ecosistemas. La comisaria ha recalcado al respecto que la Unión Europea aplica «las normas medioambientales más estrictas del mundo».

   Una de las claves de la propuesta de Bruselas es reducir la excesiva carga burocrática que «desanima» a los inversores, porque en la actualidad el proceso para obtener una autorización para una nueva explotación «puede llevar hasta tres años», se ha quejado la comisaria ante la prensa.

   También aboga por una mayor colaboración entre los interesados y por aplicar un «enfoque integrado para la gestión del territorio», que facilite a los productores acceder a las zonas costeras y otras adecuadas para la producción, pero minimizando su impacto en el entorno. «En la actualidad, no tenemos espacio suficiente», ha advertido Damanaki.

   Otra idea del Ejecutivo comunitario es revisar el etiquetado de los productos pesqueros para mejorar la información al consumidor y reforzar la imagen de la acuicultura europea, para hacerla más competitiva y subrayar su «alta calidad».

   La Unión Europea consume cada año 13,2 millones de toneladas de pescado, pero el 65 % de ese pescado procede de la pesca de terceros países ya que el mercado comunitario solo recibe de su propia flota el 25 % y de su acuicultura, el 10 %.

   La comisaria ha lamentado que la acuicultura europea se haya estancado en los últimos años pese a ser un sector en crecimiento en otras partes del mundo y pese a que la UE dependa principalmente de la producción extracomunitaria.

   Por ello, Damanaki plantea una serie de medidas a los Estados miembros que no serán de carácter obligatorio, sino voluntario, para que la industria europea se desarrolle y sea «económicamente viable», al tiempo que estimula la creación de empleo en el sector pesquero.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés