Actualizar

miércoles, febrero 1, 2023

La ‘sobrepesca’ ha destruido el 60% del sector español en 20 años

   La organización ecologista Greenpeace advierte de que la sobreexplotación de los caladeros españoles ha provocado la destrucción en las últimas dos décadas del 60 por ciento del sector pesquero, destruyendo 52.000 empleos, a la par que las capturas se han reducido progresivamente, desde el máximo de 1,45 millones de toneladas pescadas en 1966 hasta bajar del millón de toneladas en 2010.

   Greenpeace, que ha presentado el informe ‘Empleo a bordo’ en el interior del barco Arctic Sunrise, atracado en el Puerto de Barcelona como parte de una ruta por diversos países europeos, ha constatado así la fuerte correlación entre capturas y empleo, para concluir que es necesario primar las artes artesanales para facilitar la recuperación de los stocks.

   La presentación del informe coincide con la discusión en Bruselas de la nueva política pesquera común que debe regir el sector durante los próximos diez años, un periodo en el que Greenpeace estima que, de seguir las condiciones actuales, en España se reducirán otros 14.000 empleos relacionados con la pesca.

   Los ecologistas han lamentado también que, mientras que en todos los países por los que ya ha pasado el Arctic Sunrise han logrado reunirse con representantes de la Administración –Rumanía, Bulgaria, Grecia, Croacia, Eslovenia e Italia–, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, Miguel Arias Cañete, no ha contestado todavía a sus ofrecimientos de celebrar un encuentro.

   El director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, ha criticado el «trato arrogante y el desprecio a la pesca» que en su opinión mantiene Cañete, a quien le ha recordado su obligación de dialogar con todos los actores del sector, en especial teniendo en cuenta el informe que apunta a que, a pesar de que la pesca artesanal es más sostenible medioambiental y socialmente, España sigue priorizando los intereses de las grandes flotas industriales.

INFORME EXHAUSTIVO

   La autora del informe, Maribel Martínez, ha analizado los resultados del sector durante las últimas dos décadas, cruzando datos de afiliación a la Seguridad Social con cotizaciones a Hacienda y una entrevista en profundidad a 2.000 pescadores, y ha precisado que la reducción de empleos y capturas se ha producido a la par que la flota de mayor tamaño ha aumentado su capacidad en un 70 por ciento desde 1995 y ha recibido el 80 por ciento de las subvenciones públicas.

   En paralelo, los pescadores artesanales obtienen rentas más bajas que sus compañeros del sector no artesanal y siguen sufriendo la caída de ingresos –en los últimos cinco años una media del 6 por ciento–, a pesar de que ofrece proporcionalmente más trabajo a jóvenes y mujeres y asegura en mayor medida el futuro del entorno rural.

   Rodríguez ha subrayado el «desastre ambiental y socioeconómico» que ha supuesto la política pesquera de las últimas dos décadas y ha pedido un cambio radical de política para garantizar el futuro de los océanos, dado que se calcula que el 48 por ciento de las especies que habitan en el Atlántico y el 90 de las del Mediterráneo están sobreeexplotadas.

   El vicepresidente de la Cofradía de Sitges, Enric del Campo, que agrupa a 17 pescadores artesanales, ha lamentado la reducción de ingresos del 50 por ciento en la última década, no por la reducción del precio del pescado sino por el descenso de capturas, y ha apuntado a soluciones diversas, como la obligatoriedad de etiquetar todas las especies para que el consumidor pueda escoger en función de su lugar de procedencia o el método de pesca.

   «La Administración no hace cumplir la normativa. O no tiene competencias o no tiene medios», ha resumido Del Campo, dando por hecho que los barcos que salen a faenar lo hacen en muchas ocasiones sin respetar la legislación y capturando por encima de lo que el mar puede seguir regenerando.

   La responsable de la Campaña de Océanos de Greenpeace, Celia Ojeda, ha apuntado la intención de la organización de dar voz a los pescadores artesanales con la realización de la campaña, al entender que los datos certifican que, de seguir con el mismo tipo de políticas, se agotarán los caladeros y se extenderá todavía más el desempleo entre los pescadores, para lo que es imprescindible «que se reduzca la capacidad pesquera y haya menos barcos en el mar».

   El Arctic Sunrise partirá este mismo lunes hacia Denia, antes de atracar de nuevo en Bilbao y dirigirse posteriormente a Francia y Reino Unido, en una campaña en la que también recogen firmas a favor de la pesca sostenible y en la que llevan a bordo un antiguo farol desde Rumanía, como símbolo de la necesidad de aportar luz a los políticos europeos en favor de una legislación más favorable a la pesca artesanal.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés