Cádiz. Ecologistas elevan casi 500 alegaciones al PGOU de Barbate

Ecologistas en Acción ha anunciado la presentación este jueves de un total de 497 alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Barbate (Cádiz) que, según critican, pretende multiplicar «por siete» la superficie de los suelos urbanizados y construir «miles de viviendas con la pretensión de casi duplicar su población».

   En un comunicado, la organización conservacionista señala que este documento es «fruto de los delirios del crecimiento urbanístico ilimitado que impregnó la política urbanística en Andalucía y en todo el Estado en las dos últimas décadas, y que nos ha llevado al actual desastre económico y social» y lamenta eue el Ayuntamiento de Barbate pretende basar su desarrollo en el sector inmobiliario y, además, pivota sobre la «destrucción» de parte de los recursos naturales del municipio: masas forestales, suelo, paisaje, espacios protegidos.

   Creen «inadmisible» que se siga tramitando un PGOU que se inició «en pleno boom inmobiliario», entendiendo, además, que tiene un carácter «continuista» en relación con el modelo «especulativo que tanto impacto ha provocado a todos los niveles», y «poco valiente a la hora de aportar ideas vanguardistas que posibilite una ciudad habitable y sostenible en un entorno privilegiado».

   Así, exponen que el documento de revisión del PGOU propone recalificar directamente o en diferido «por medio de diversos subterfugios», un total de 14.382.000 metros cuadrados, y la construcción de unas 8.000 viviendas, lo que supondría un aumento de población de 19.368 habitantes, que implicaría «casi duplicar la población actual del municipio» (22.885 habitantes). «El PGOU diseña una ciudad gigantesca, con una superficie de 16.414.000 metros cuadrados, con capacidad para una población de 42.253 habitantes; proyectando miles de viviendas de segunda residencia o para inversión inmobiliaria, lo que es simple y pura especulación», explica Ecologistas en Acción que critica que se siga «confundiendo turismo con desarrollo inmobiliario».

   Al respecto, dicen que el PGOU «infla» las previsiones demográficas de Barbate, asegurando que crecerá en los próximos ocho años en 6.941 habitantes cuando, según los Ecologistas, si se mantuviera la tasa de crecimiento de la última década, el aumento sería «sólo de 636 habitantes, para lo que se necesitarían 265 nuevas viviendas».

   Asimismo, afean que el Ayuntamiento de Barbate, en vez de potenciar y rehabilitar los actuales núcleos urbanos (Barbate, Caños de Meca y Zahara) «en creciente degradación», y utilizar áreas como la ribera del río Barbate o el puerto deportivo como zonas de localización de instalaciones hoteleras, propone «un conjunto de macroproyectos urbanísticos dispersos por todo el municipio, generando una trama urbana de alto impacto, de difícil gestión, e imposible de financiar su mantenimiento y los servicios públicos».

COMPLEJOS URBANÍSTICOS

   Los «grandes» complejos urbanísticos que, según la organización, son la «gran apuesta» del Consistorio barbateño es otra de las críticas que realizan al Plan General, detallando que Golf de Montenmedio, El Següesal y El Bujar suman de forma conjunta una superficie total de 8.22.607 metros cuadrados, «lo que supone cuatro veces más que el actual suelo urbano de todo el municipio», y todo –agregan– «sin garantizar el agua necesaria para los mismos, y cuando este tipo de turismo no supone más del 1 por ciento de la demanda de los turistas que visitan Andalucía, y está en retroceso».

   Aseguran que para intentar «encubrir» estos crecimientos «insostenibles e ilegales» se han «inventado» un nuevo sistema: «la planificación en diferido». En este sentido, adeguran que el PGOU no incluye el macroproyecto de El Següesal «para que no compute como nuevo crecimiento», pero dicen que incluye una disposición adicional que determina que tras la aprobación del PGOU se modificará para incluir este proyecto.

   También afirman que El Bujar se pretende desarrollar, «para que tampoco compute», en suelo no urbanizable, «lo que además de ser también ilegal, crearía un peligroso precedente». Además, aseguran que el PGOU incluye la regularización de 13 urbanizaciones «ilegales», la mayoría de las existentes, con una superficie de 1,846.845 metros cuadrados y 1.403 viviendas. «Estos suelos se computan como si fueran ya urbanos, lo que es una manifiesta falsedad que ya de por sí invalida este Plan», enfatizan.

   «Particularmente preocupante y peligrosas», a juicio de la organización, son las propuestas de unir las urbanizaciones de Caños de Meca con Zahora, «creando un todo urbanizable en el frente litoral», y las variantes que se proyectan en Barbate y Caños, «que se construirían por el interior del Parque Natural del Pinar de la Breña y Marismas del Barbate».

   El escrito de alegaciones de Ecologistas en Acción concluye solicitando al Ayuntamiento y a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente que se acepten estas alegaciones y que sus propuestas se incluyan en el nuevo PGOU por entender que vienen «a garantizar el desarrollo sostenible y la conservación del valioso patrimonio natural, paisajístico,  arquitectónico y etnológico de Barbate». Además, pretenden que se declare este PGOU «inviable» a efectos ambientales, y exigen la redacción de uno nuevo y de su correspondiente Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

   Finalmente, entienden que los responsables de la Junta tienen «una ocasión inmejorable para demostrar que sus invocaciones al cambio de política urbanística en el litoral no son meros fuegos de artificio, y que su famoso decreto de protección del litoral puede servir para algo más que para titulares de prensa».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés