Moscú acusa a los activistas de Greenpeace de poner en peligro a los trabajadores

El Comité ruso de Investigaciones ha acusado a los activistas de Greenpeace encarcelados de haber puesto en peligro a los trabajadores de la plataforma petrolera marítima Prirazlomnaya, de la compañía estatal Gazprom, cuando intentaron escalarla el pasado 18 de septiembre. En respuesta, la organización ha reafirmado el carácter no violento de sus acciones y ha advertido de que «los únicos que arriesgaron la vida» fueron sus militantes.

   Los 30 miembros de Greenpeace fueron detenidos después de intentar apoderarse de la plataforma desde el barco rompehielos ‘Arctic Sunrise’ para protestar contra la producción petrolera en el Ártico. El Comité de Investigaciones les ha acusado de haber puesto en peligro la vida del personal de Prirazlomnaya.

   «Esta acusación estaba formulada de antemano», ha declarado el director del Programa Ártico de Greenpeace-Rusia, Vladimir Chuprov. «Es evidente que las acciones de los militantes ecologistas no pueden perturbar el funciomiento de la plataforma ni constituir una amenaza para la vida de su personal», ha proseguido, en declaraciones a la agencia de noticias RIA Novosti.

   «Greenpeace es una organización no violenta, sus militantes son los únicos que arriesgan su salud y su vida en este tipo de acciones», ha asegurado el responsable, quien ha precisado que los activistas de Greenpeace reciben una formación especializada antes de participar en actos de este tipo en la que «aprenden a comportarse sin recurrir a la violencia, a excluir cualquier tipo de amenaza y a impedir riesgos para terceras personas».

- Advertisement -

   Un total de 30 personas, incluyendo un fotógrafo independiente y varios miembros de la tripulación, se encuentran en régimen de prisión preventiva hasta el próximo 24 de noviembre, mientras las autoridades investigan los cargos por piratería presentados contra Greenpeace.

   En Rusia, la piratería se pena con hasta 15 años de prisión. La semana pasada, el presidente Vladimir Putin declaró que los activistas «claramente no son piratas», pero advirtió de que sí violaron el Derecho Internacional, lo cual podría enfrentarlos a cargos menos severos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés