La nueva estación de tren de Logroño ‘emblema’ de edificio inteligente

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha impartido esta mañana una conferencia sobre ‘El edificio inteligente en el contexto del Smart City’ en el ámbito del I Congreso Edificios Inteligentes; que se celebra estos días en Madrid y reúne a más de 250 profesionales del sector de la edificación para debatir el futuro de los edificios inteligentes y la evolución del diseño, construcción y gestión eficiente de los mismos.

   Gamarra ha presentado la estación de tren de Logroño como emblema de «edificio inteligente», «en una ciudad que está esforzándose en conseguir ser una smart city, buscando una mayor calidad y bienestar de vida para sus vecinos a través de la tecnología y los procesos de gestión de las ciudades inteligentes».

   Previamente, la alcaldesa ha realizado un recorrido por el contexto europeo, las iniciativas desarrolladas por la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) -de la que es vicepresidenta- y las medidas adoptadas en Logroño por el Ayuntamiento.

   En concreto, ha iniciado su exposición enmarcando las iniciativas que se desarrollan en el ámbito europeo de las «Smart City» o Ciudades Inteligentes, que tiene como objetivos la reducción de emisiones de gases de efectos invernadero; la implantación del concepto de «smart city» en el 5 por ciento de la población europea con el desarrollo de nuevas tecnologías no contaminantes y eficientes; y la difusión de «mejores prácticas» de energía sostenible.

   Para cumplir estos objetivos, según explicó Gamarra, Logroño se anexionó en septiembre de 2012 al Pacto de Alcaldes con lo que asumió el compromiso de mejorar la eficiencia energética y progresar en materia de  energías renovables para reducir las emisiones de CO2 un 20 por ciento para el año 2020.

RECI

   Del mismo modo, Gamarra ha aludido a la pertenencia de Logroño a la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), que está integrada por 41 ciudades españolas y de la que la alcaldesa es vicepresidenta. La RECI, constituida en la ciudad de Logroño en enero de 2012, es, según ha recordado Gamarra, el motor que desarrolla estas políticas en España, para «intercambiar experiencias y trabajar de forma conjunta en el desarrollo de un modelo de gestión sostenible que, al mismo tiempo, incide en una mejor calidad de vida de los ciudadanos».

   Entre otras mejoras, ha destacado la gestión eficiente de las infraestructuras y servicios urbanos, la reducción del gasto público y la mejora de la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos.

   Gamarra ha afirmado que Logroño trabaja para ser una «ciudad modelo en la implantación de medidas para que sea una auténtica ciudad inteligente». En consecuencia, según ha explicado, «la gestión municipal prioriza la innovación tecnológica como punto de apoyo, no sólo por el despliegue de infraestructuras de comunicación, sino también por ser cercana a los ciudadanos, resolviendo los problemas del día a día».

   La alcaldesa ha fundamentado en el Programa de Ahorro y Eficiencia Energética y las diez medidas de choque las actuaciones realizadas en la gestión de edificios y alumbrados públicos. Como principales actuaciones ha destacado el sistema de gestión remota de la luz de los centros deportivos de Logroño, la regulación de la climatización de los edificios públicos y centros dependientes, la contratación centralizada de gas, electricidad y carburante, el ajuste de potencias y consumos, medidas de telecontrol y eficiencia de consumos en colegios o el uso de energías renovables en edificios municipales, como solar, hidráulica, geotérmica o biomasa.

LA ESTACIÓN DE TREN, EJEMPLO DE EDIFICIO INTELIGENTE

   Cuca Gamarra ha hecho un apartado para poner como ejemplo de «edificio inteligente» a la nueva estación de tren de Logroño que, ajustando los consumos a la actividad ferroviaria, consigue un ahorro energético del 97 por ciento, con un consumo que no alcanza los 10 kwh por día.

   Así, se ha referido a que su diseño arquitectónico favorece la entrada de luz natural a los andenes, a través de catorce lucernarios, que también permiten regular de forma natural la temperatura en el interior del túnel y, además, cuenta con sistemas de gestión integral para reducir el consumo energético hasta tan sólo 9,9 Kw/h en régimen de explotación ferroviaria.

   Esta nueva estación dispone del denominado Sistema Dalí, que permite regular cada una de las 168 luminarias de forma individual, así como su intensidad con valores de luminosidad entre el cien por cien y el 10 por ciento. Las luminarias se regulan en función del nivel de luz que entra por el lucernario.

   Además, el sistema Dalí tiene grabada la longitud de los trenes para encender sólo el tramo de andén que ocupa cada tren.

   Por último, la configuración de la nueva estación de ferrocarril permite el control de acceso de los viajeros a los andenes. A través del sistema de información al viajero se conoce en todo momento la posición del tren en la línea, posibles retrasos y hora exacta de llegada: de este modo diez minutos antes de la llegada se anuncia en los teleindicadores y por megafonía, se abren las puertas de acceso a los andenes y se encienden las luminarias; cinco minutos después de su salida las luces se apagan.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Marítimo Mundial 2022

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca