Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

Baleares ahorrará más de 6 millones de euros en su factura de la luz anual

El Govern ahorrará más de 6 millones en su factura de la luz anual, gracias a una serie de medidas que ha puesto en marcha la Dirección General de Industria y Energía que tienen como objetivo reducir notablemente la factura de electricidad en la Comunidad Autónoma.

   Así lo ha anunciado el conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, en el transcurso de una Jornada sobre Ahorro Energético, organizada por la CAEB en Palma, quien ha señalado que la estimación anual de ahorro es de unos 6 millones de euros, hasta el 20% de la factura actual de la luz.

   Con todo, García ha explicado que el Govern gasta anualmente en torno a 30,5 millones de euros en sus propias instalaciones, en los centros escolares y de salud dependientes de la Administración autonómica, así como en instalaciones ferroviarias y puertos deportivos.

   El objetivo marcado y sobre el que se está trabajando es el de recudir los costes en los 750 suministros de edificios y dependencias de los que es titular la Comunidad Autónoma.

   La realidad detectada por la Dirección General de Industria y Energía es que no se disponía de un registro actualizado de todos los suministros eléctricos, ni había ningún tipo de control sobre las instalaciones y el coste asociado a las mismas. NUEVE MEDIDAS PARA IMPULSAR SU PROPIO AHORRO

   Con todo, la Conselleria de Economía ha impulsado nueve medidas con las que espera lograr el máximo ahorro y la mayor eficiencia energética, para superar el 15% de ahorro, hasta alcanzar el 20% en la factura de la luz de la Comunidad.

   Según ha señalado el conseller, en su discurso ante los presentes en la jornada de CAEB, se trata de ahorrar y además concienciar de las posibilidades de reducción de la factura de la luz en una cuantía significativa y, en este sentido, ha puntado que 6 millones de euros al año «es el coste de la construcción de un colegio o de instalar una planta fotovoltaica de 10 MW para dar servicio a 1500 viviendas».

    Este dinero puede dar mucha rentabilidad a acciones del Govern y por tanto acciones para la ciudadanía», ha asegurado el responsable autonómico de Economía.

   Las diferentes medidas impulsadas por el Govern para su propio ahorro, además de promover un plan para viviendas particulares y preparar otro para empresas de diferentes sectores pasan por la elaboración de un registro actualizado de instalaciones, recogiendo los datos de los 750 suministros dependientes de la CAIB.

   Por otra parte, se crea la figura del gestor energético local, a fin de disponer de personal en cada organismo con la responsabilidad concreta del control sobre los consumos.

   La tercera medida pasa por la monitorización de los suministros, que responde a una aplicación informática que permite comprobar en tiempo real los consumos, facilitando su posterior análisis, gestión y toma de decisiones, determinación e implantación de medidas correctoras.

SE ESTABLECEN RADIOS DE CONSUMO

   Además, se establecen ratios de consumo: al ir disponiendo de la información, se consiguen patrones de consumo para los diferentes usos y generar comparación y competencia entre usos similares. Por ejemplo, estudiar el «coste energético por alumno» en cada centro escolar para poder detectar posibles mejoras en la gestión o en las instalaciones.

   Una quinta medida, clave para el ahorro en la factura de la luz, es la contratación unificada de todos los suministros, indexada a precios del mercado de la energía. Baleares es, en este apartado, la primera Comunidad Autónoma en la que todos sus suministros eléctricos se han sacado a concurso de manera global con un sistema de indexación al precio del mercado de la energía.

   Sólo en este concepto, si comparamos de enero a septiembre de 2012 con enero a septiembre de 2013, el ahorro que se ha logrado ha sido del 12%, unos 3,7 millones de euros.

   Asimismo, la Dirección General de Industria y Energía ajusta las  potencias contratadas. Hasta la fecha, se facturan recargos por potencia contratada insuficiente o excesiva en un elevado número de suministros a tarifas 3.0A, 3.1A, 6.1 y 6.2. La previsión de ahorro al final del proceso se estima, por este concepto, en unos 2,5 millones de euros anuales.

   Igualmente se contempla la compensación de la energía reactiva y  se analizan los hábitos en las diferentes instalaciones y cómo adaptarlos para reducir la factura de la luz, mientras, paralelamante, adapta la tipología de tarifa al uso que se hace de esas instalaciones.

   Una última medida pasa por el ahorro con instalaciones de energías alternativas, entre los que destacan el uso de equipos fotovoltaicos para autoconsumo en la CAIB, ya puesto en marcha en diferentes dependencias autonómicas, como la propia Conselleria de Economía y Competitividad, y que se seguirá desarrollando.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés