La falta de gobernanza y la pesca ilegal amenazan los mares y a los más pobres

Así, en un informe presentado este martes en Nueva York, la comisión propone un plan quinquenal de rescate basado en ocho propuestas para paliar la salud de los mares que, según asegura, está en declive y para restablecer y proteger el capital natural y los servicios que ofrecen los océanos.

La Comisión Océano Mundial, formada por antiguos jefes de Estado, ministros, líderes empresariales ha advertido de que la falta de gobernanza, la sobrexplotación de los recursos y la pesca ilegal amenaza el futuro de los mares y el bienestar de la población, especialmente a los más pobres.

Así, en un informe presentado este martes en Nueva York, la comisión propone un plan quinquenal de rescate basado en ocho propuestas para paliar la salud de los mares que, según asegura, está en declive y para restablecer y proteger el capital natural y los servicios que ofrecen los océanos.

El informe plantea establecer un Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) en Naciones Unidas para el océano mundial; mejorar la gobernanza mediante un representante especial para el Océano el seno de la Secretaría General de la ONU y con la creación de Organizaciones Regionales de Gestión del Océano.

- Advertisement -

Además, apuesta por reducir la sobrecapacidad de los buques pesqueros eliminando las subvenciones dañinas para la pesca en alta mar y acabar con la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca INDNR); detener la contaminación por plásticos en el océano mediante la minimización del uso de plásticos y la regulación de dispositivos de concentración de peces para reducir al mínimo las capturas accidentales.

Asimismo, quieren que se establezcan normas de seguridad legalmente vinculantes para la industria del petróleo y el gas offshore (en alta mar) así como diseñar un nuevo convenio internacional sobre responsabilidad y compensación por daños ambientales y pérdidas económicas asociadas. También proponen la creación de una junta independiente de ‘Rendición de Cuentas’ para el océano mundial y considerar la posibilidad de transformar la alta mar en una zona de regeneración en determinadas zonas.

El informe ‘Del Declive a la Recuperación: Un plan de rescate para el océano mundial’ incluye una carta de los tres copresidentes de la Comisión Océano Mundial, el expresidente de Costa Rica José Figueres, el exministro de Presidencia de Sudáfrica Trévor Manuel y el exsecretario de Asuntos Exteriores de Reino Unido, David Miliband.

En la misiva Figueres recuerda que el océano proporciona el 50 por ciento del oxígeno de la tierra y que absorbe el 25 por ciento de las emisiones de CO2. «Contar con un océano sano es fundamental para nuestro propio bienestar; tenemos que invertir su proceso de deterioro. De no ser que cambiemos el rumbo de declive del océano en cuestión de cinco años, la comunidad internacional debería considerar la posibilidad de convertir la alta mar en una zona de regeneración totalmente protegida hasta que se restablezca su estado de salud», ha subrayado.

La investigación se ha desarrollado durante 18 meses en los que los expertos han puesto de manifiesto que la «falta de gobernanza de alta mar y la invisibilidad del tema dentro del debate político tienen como resultado la mala gestión de los recursos, la pérdida de rentas y un aprovechamiento no equitativo de este bien común por parte de los países del mundo y advierte de que están «en peligro» valiosos servicios de la alta mar, como el secuestro de carbono.

SAQUEO INJUSTO

Por eso, Trévor Manuel ha insistido en que sin una gobernanza adecuada, una minoría seguirá abusando de la libertad de la alta mar, saqueando las riquezas que se encuentran bajo las olas, llevándose más de lo que justamente les corresponde y beneficiándose a expensas, especialmente, de los más pobres».

En la carta, firmada también por Miliband, los exrepresentantes señalan que lo que han descubierto en la investigación realizada por expertos y que incluye una encuesta a más de 13.000 personas es «motivo de alarma» porque el océano está amenazado y la humanidad ha adoptado un enfoque de «descontrol y desenfreno».

Al mismo tiempo, recuerdan que la tarea de salvar el océano mundial es un cometido que ningún Gobierno, ninguna empresa ni ningún individuo puede conseguir en solitario. Por ello, inciden en que detener la explotación abusiva e insostenible de los recursos naturales y las libertades, restableciendo así el buen estado de salud del océano, requiere una coalición para el cambio con una misión clara.

Finalmente, los firmantes hacen un llamamiento a la acción del conjunto del mundo en un objetivo que han denominado ‘Misión Océano’ con la que aspiran a demostrar que «un cambio positivo es posible» y que se puede dejar como legado a las generaciones futuras un océano «dinámico y en buen estado de salud».

La Comisión Océano Mundial es una comisión internacional independiente que analiza las principales amenazas a las que se enfrenta el océano mundial y que se creó en febrero de 2013 a iniciativa de Pew Charitable Trust en colaboración con la Fundación Adessium, la coalición Oceans 5 y el Sommerville College de la Universidad de Oxford.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés