NO a la instalación de un chiringuito en la playa de Guadalquitón (Cádiz)

Entre otros argumentos que justifican la oposición de los ecologistas, figura que dicho paraje es «de vital importancia para las más de 144 especies distintas de aves que visitan la zona en épocas migratorias».

Verdemar-Ecologistas en Acción ha presentado un escrito de alegaciones ante el Ayuntamiento de San Roque (Cádiz) oponiéndose al chiringuito –concretamente el número 3– que se pretende instalar «en pleno sistema dunar» en la playa de Guadalquitón.

Según ha explicado a Europa Press Antonio Muñoz, portavoz del colectivo ecologista en el Campo de Gibraltar, la instalación de este chiringuito «atraerá a miles de personas» y ejercerá una «gran presión sobre esta unidad ambiental, formada por una vegetación dunar relictica y sobre varias lagunas litorales del Mediterráneo».

Señala que sería la primera vez que se instale un chiringuito en este lugar, dándose la circunstancia de que su vegetación, flora y fauna «cumplen con la condición de un ecosistema altamente sensible a cualquier alteración o transformación urbanística, turística o deportiva, por mínima que sea».

- Advertisement -

En el escrito de alegaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, se expone que el Pleno del pasado 29 de mayo del Ayuntamiento de San Roque propuso dejar desierta la adjudicación de la gestión del citado chiringuito, iniciándose «un procedimiento negociado sin publicidad para su concesión al que se invita a las empresas que no resultaron adjudicatarias en su día del resto de chiringuitos».

Entre otros argumentos que justifican la oposición de los ecologistas, figura que dicho paraje es «de vital importancia para las más de 144 especies distintas de aves que visitan la zona en épocas migratorias». Por otra parte, destaca el valor de estos humedales, que son «los únicos existentes en un radio de 100 kilómetros del litoral mediterráneo».

Abunda que también existen en la zona en la que se pretende instalar el chiringuito especies vegetales «protegidas o amenazadas», citando hasta 13 distintas.

Detalla que el área de Guadalquitón es una zona limitada al norte por la urbanización Sotogrande, al sur por la desembocadura del arroyo Guadalquitón, al oeste por un alcornocal costero y al este por el Mediterráneo.

Allí se ha determinado la existencia de «un complejo de humedales costeros de un valor y biodiversidad incalculables», poseyendo estos ecosistemas una importancia «vital» para la fauna y flora que dependen de ella –entre otros, cita el tritón pigmeo, la salamandra común, el gallipato y diferentes especies de anfibios–.

Por todo ello, el colectivo confía en que las alegaciones presentadas sean atendidas y el Ayuntamiento dé marcha atrás en su intención de instalar dicho chiringuito, que, según sostienen, supondría una «grave amenaza».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés