Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

La Rioja dispone de 300 efectivos para la campaña de incendios forestales

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola, han presentado esta mañana el dispositivo. Además, han recordado la normativa vigente para regular el uso del fuego que limita el desarrollo de algunas actividades para prevenir incidentes.

Más de 300 efectivos y una amplia dotación de medios técnicos componen el dispositivo para la campaña de alto riesgo de incendios en La Rioja, que comienza mañana y se prolongará hasta el 15 de octubre. Este año, se destinan 8,5 millones a la lucha contra incendios en la comunidad, 6 millones para prevención y 2,5 millones, para extinción.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola, han presentado esta mañana el dispositivo. Además, han recordado la normativa vigente para regular el uso del fuego que limita el desarrollo de algunas actividades para prevenir incidentes.

La Comunidad Autónoma contará con más de 300 profesionales y una amplia dotación de medios técnicos para detectar, prevenir y combatir los incendios forestales en territorio riojano. Además, existe una permanente coordinación con otras regiones limítrofes para sumar esfuerzos a la hora de combatir grandes incendios con el mayor número de medios posibles.

Íñigo Nagore ha destacado que esta campaña viene marcada por un comienzo de verano muy lluvioso, «algo que puede ayudar a que el inicio de la temporada sea más llevadero». No obstante, y en previsión de la gran cantidad de vegetación que poblará los montes y bosques ante la abundancia de agua, la situación se puede complicar en el tramo final de la campaña, por lo que «habrá que extremar la precaución».

Este año, dentro de los medios técnicos la principal novedad es que se ha construido un nuevo punto de agua en el monte Larriba, en Ajamil, con unas dimensiones de 8×3 metros y 160 m3 de capacidad. Con este nuevo punto, ya son 116 los puntos de agua para lucha contra incendios ubicados en terrenos forestales de La Rioja.

Por lo demás, desde el 1 de julio ya está operativa la Cuadrilla de Acción Rápida (CARIF) constituida por 21 operarios especializados y formados en la lucha contra los incendios forestales y que estará en funcionamiento hasta el próximo 31 de octubre.

El Gobierno regional tiene contratado durante todo el año un helicóptero Bell-412, equipado con helibalde de 1.500 litros y grúa, que además de la labor prioritaria de desplazar a la CARIF y prestar apoyo en la extinción de incendios puede realizar a lo largo del año otras importantes tareas en materia de vigilancia y prevención. Está operativo en la base aérea contra incendios forestales del Gobierno de La Rioja, ubicada en terrenos del aeropuerto de Logroño-Agoncillo.

Los medios aéreos de extinción se refuerzan también con dos aviones de carga en tierra AT-802, con capacidad para 3.100 litros de agua y retardantes, contratados por el Ministerio de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Los aviones se completan con 2 pilotos, 2 técnicos, 2 encargados de emisoras y un mecánico.

Junto a esto, en la temporada de alto riesgo se incrementa el servicio de retén de maquinaria pesada, así como el número de trabajadores, y se pone en marcha el servicio de vigilancia de las torretas.

PROHIBICIONES EN ZONAS DE PELIGRO.

El conjunto de normas para la prevención y lucha contra los incendios forestales en La Rioja durante la temporada 2014-2015 se recogen en la Orden 11/2014, de 22 de mayo, de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Como viene siendo habitual, esta Orden regula el uso del fuego como herramienta para eliminar residuos agrícolas y forestales, así como en todas aquellas actividades que puedan suponer un riesgo de incendio en las épocas de mayor peligro.

De cara a este año, la norma mantiene las prohibiciones que se pusieron en marcha en las últimas campañas para las zonas consideradas zonas de peligro, terrenos forestales y su entorno.

Así, los únicos asadores que se podrán utilizar en terrenos forestales durante la época de alto riesgo son edificaciones dotadas de techo con matachispas cerradas al menos en el 75% del perímetro de la planta del edificio (3 paredes en edificios de cuatro paredes) y con suelo de pavimento artificial. En todos los demás supuestos se prohíbe el uso del fuego y de artefactos de cualquier tipo que puedan producir incendios, incluso en zonas recreativas y de acampada, así como el uso de asadores, barbacoas y hornillos.

También se prohíbe el lanzamiento, desde los cascos urbanos, de fuegos artificiales, cohetes, globos o artefactos de cualquier clase que contengan fuego que puedan alcanzar terrenos con riesgo de incendio forestal. Como excepción se podrán autorizar espectáculos o festejos tradicionales con elementos pirotécnicos al aire libre en municipios no considerados de riesgo de incendios forestales o en los que sí lo sean cuando la actividad se celebre a más de 400 metros de un terreno forestal.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés